Disminuir el costo de adquisición por cliente genera ahorros de 120,000 dólares al mes

Existen herramientas que permiten aumentar la adquisición de nuevos usuarios y disminuir su valor de adquisición. Foto: Especial

El comercio electrónico aumentó después de la contingencia sanitaria, y aunque vender en línea les ha permitido obtener ingresos, también han enfrentado desafío, como la adquisición de usuarios y clientes.

Muchas empresas han encontrado retador implementar herramientas para una efectiva adquisición de clientes o que les proporcionen seguridad en el almacenamiento de datos, ya sea porque les parece costoso invertir en una infraestructura digital o porque no han encontrado al proveedor que les ofrezca un servicio adecuado a sus necesidades.

Disminuir el costo de adquisición por cliente (CAC) un 20% equivaldría a más de 120,000 dólares de ahorro al mes para las fintechs y marketplaces de América Latina, revela la empresa Truora.

El ahorro que pueden tener las empresas confirma la necesidad de contar con herramientas tecnológicas que permitan crear un entorno digital seguro para los usuarios, las protejan de cualquier tipo de fraude y les ayuden a asegurar un proceso de registro completo con cada uno de sus clientes.

En América Latina, las fintech y marketplaces pierden más del 30% de sus nuevos usuarios durante los procesos de registro en sus plataformas.

“Las causas por las que un cliente potencial abandona el proceso de registro a la mitad, radican en la existencia de canales de difícil uso, pedidos de documentación impresa, y en tener que esperar varios días hábiles hasta que finalmente sean aceptados. Adicionalmente la necesidad de tener alto acceso a datos/internet complica que los procesos solo puedan suceder en condiciones óptimas”, explica Maite Muñiz, cofundadora de Truora.

Como una solución a este problema, existen herramientas que permiten aumentar la adquisición de nuevos usuarios y disminuir su valor de adquisición. Por ejemplo, el Onboarding vía WhatsApp permite a los marketplaces incorporar nuevos usuarios a sus plataformas, o recuperar a aquellos que abandonaron el proceso de registro.

A través de una conversación en WhatsApp, el usuario puede tener una conversación con la fintech y completar el proceso de registro, validación de identidad y verificación de antecedentes, en minutos y sin tantos obstáculos.

Otra práctica tecnológica que también está en auge es el digital compliance, un servicio que, bajo un esquema de trabajo muy sencillo, permite automatizar operaciones y disminuir riesgos digitales causado por comportamientos nocivos de usuarios maleantes en cualquier sistema. Lo complicado en estas situaciones es encontrar una herramienta que permita automatizar los flujos de manera sencilla.

Empresas que manejan registros remotos y digitales con altas exigencias de compliance y datos (como los bancos y fintech) pueden apalancarse de estas soluciones de validación de identidad. También son accesibles para empresas más tradicionales que no tienen un equipo de desarrollo o una infraestructura de software robusta, ya que están diseñados para integraciones sencillas no-code.

El comercio electrónico es un gran modelo de negocio para todos los comerciantes y compradores, sobre todo en esta era digital. Es responsabilidad de las empresas cuidar este modelo con herramientas que otorguen seguridad y protección al usuario y también a su propia infraestructura de negocio.

La buena práctica e implementación de herramientas tecnológicas sirve para mitigar riesgos, disminuir costos y hacer una inversión inteligente. El costo de adquisición de clientes es esencial para saber cuánto invierte la empresa para conquistar a un nuevo usuario, pero también revela aspectos importantes en cuanto a estrategia, optimización de recursos, rentabilidad del negocio y seguridad empresa-usuario.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario