Uso de efectivo, reto en Latam pese a alza en pagos digitales

El 18% de los pagos en e-commerce y 9% de los que se realicen en punto de venta son con billeteras electrónicas. Foto: Especial

En los últimos años, pero más durante la pandemia del Covid-19, el ecosistema de pagos digitales, paytech, ha tenido un crecimiento importante en América Latina.

Un estudio de Finnovista y Mercado Pago refiere que, como consecuencia del boom del comercio electrónico derivado de la pandemia, se estima que 10.8 millones de usuarios latinoamericanos hicieron una primera compra en línea durante el confinamiento.

El documento titulado “Evolución del sector fintech en Latam”, menciona también que para el 2022, se estima que en toda América Latina 18% de los pagos en e-commerce y 9% de los que se realicen en punto de venta, sea por medio de billeteras electrónicas, wallets. “Pero los retos de confianza, seguridad y aceptación en comercios, sigue representando barreras que las paytech latinoamericanas buscan derribar”, señala.

Destaca que si bien las tendencias de adopción de métodos de pago digitales se observan en ascenso en toda la región es imposible ignorar el uso generalizado del efectivo que, con todo y sus riesgos asociados, sigue siendo preferido por los latinoamericanos, según el Banco Central de Chile.

En dicho país, apunta, el nivel de preferencia del efectivo se sitúa entre 75 y 78%, lo cual es muy alto si se considera que Chile cuenta con la tasa de bancarización más alta de la región con 74.3 por ciento.

El estudio resalta que en México, 47% de las transacciones de e-commerce suceden con tarjetas de débito, mientras que las billeteras digitales se llevan el 19 por ciento.

“Esto apunta a que no sólo existen diferentes jugadores compitiendo por crear redes de pagos entre personas y comercios, sino que diferentes métodos compiten entre sí al momento de cada transacción para agregar valor a los usuarios”, señala.

En México y Colombia, el mayor desafío

De acuerdo con María Paula Arregui, directora de operaciones de Mercado Pago, en un caso de estudio incluido en el mismo documento, los países hispanohablantes de América aún transaccionan con grandes cantidades de efectivo, siendo México y Colombia los que tienen una tendencia bastante por arriba de la media de la región.

“Esto lo vemos como el mayor desafío de la región, aunque también nos abre las puertas a una gran oportunidad, porque confiamos en que la tecnología es el motor correcto para diseñar las experiencias que estén al alcance de todos, impulsando la inclusión financiera y la escalabilidad”, argumenta.

En este sentido, comenta que algunos de los desafíos que deben resolverse, desde el lado de los comercios es ofrecerles y servirles en la mayor cantidad de contextos de venta; mientras que en la parte del individuo, hay que brindarles una educación financiera más básica, enseñándoles cómo cambiar el efectivo por medios digitales para aprovechar ciertos beneficios que el pago digital trae.

“El uso del efectivo no es solamente la informalidad, es muchas veces el mecanismo por el cual los clientes se quedan afuera de promociones, de eventos, de participación de un mundo digital que los excluye”, dice.

Otros retos

Otros de los retos para el sector paytech en la región, resalta el estudio, es una regulación para todos los jugadores independientemente de su tamaño o tiempo en el mercado y generar más casos de uso en el día a día de las personas para masificar su adopción.

“Si en América Latina empezamos a generar más casos de uso en el día a día de las personas, y masificamos su uso, estaríamos yendo hacia la inclusión financiera digital que todos en el sector nos estamos proponiendo, incluso a pesar de los grandes volúmenes de efectivo que aún se utilizan en la región”, enfatiza la directiva de Mercado Pago.

CRÉDITO: 
Edgar Juárez / El Economista