Tecnología, el medio y no el fin al emprender

Vincent Speranza, director general de Endeavor México. Foto: Hugo Salazar

La tecnología tiene una gran importancia en nuestras vidas, sobre todo porque casi todo el mundo tiene acceso a ella desde un teléfono celular, por lo que, si se busca emprender, ésta debe ser un pilar fundamental, dijo Vincent Speranza, director general de Endeavor México.

“El emprendimiento de hoy debe tener una base tecnológica para tener crecimiento exponencial, pero hay que entender la tecnología como un medio, no como un fin”, destacó durante la 54 edición del Congreso Internacional de Recursos Humanos de Amedirh.

Añadió que el tema es cómo se usa la tecnología para escalar el negocio, alcanzar a más personas, y sobre todo, que permita resolver alguna problemática. Eso permitirá al emprendedor convertirse en uno exponencial y de impacto.

Para ser un emprendedor de impacto, lo principal es tener una misión y creer en un propósito transformativo masivo, pensar en una industria, causa o sector que quieran cambiar y que estén dispuestos a hacer sacrificios para lograrlo.

“Es un tema de visión de vida y dejar un legado. Cada vez vemos a más emprendedores que quieren hacer esto”, mencionó Speranza.

Por ejemplo, hay emprendimientos que combaten la ceguera, ayudan a la inclusión digital, democratizan el acceso a la educación de calidad o buscan que cualquiera reciba pagos. En estos casos, la misión, más allá de la empresa o el producto, es usar la tecnología para solucionar problemas.

Otro aspecto importante es poner al consumidor en el centro porque, ahora, éste es más informado, selectivo y con mayores opciones de elegir.

Muchas veces los emprendimientos fracasan a pesar de tener una buena propuesta porque innovan antes de tiempo, cuando el público no está listo para aceptarlas. Si el consumidor está al centro de la estrategia, se evitarán estos tropiezos.

De igual manera, no hay que aferrarse a una idea o creer que lo creado perdurará por siempre. Es necesario tener la mente abierta para reinventarse y aceptar que algunas cosas deben cambiar, sobre todo cuando no se está teniendo el contacto o éxito deseado.

Finalmente, la humildad también debe estar presente para devolver lo logrado a la sociedad para hacer crecer el emprendimiento y así liderar el ecosistema, que no debe estar en otras manos que no sean las de los emprendedores.

“No basta con ser exitoso, en Endeavor buscamos a los de alto impacto, aquellos que devuelven su éxito en el ecosistema. Emprendedor: enfócate y esfuérzate en ser exitoso, y una vez que llegues a la cima, recuerda inspirar, mentorear e invertir tus ganancias en la siguiente generación. Esto creará un efecto multiplicador”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario