Solo 30% de mujeres ocupa puestos de tecnología, ¿cómo aumentarlo?

Las empresas ya trabajan en estrategias de inserción laboral. Foto: Especial

En promedio, de las mujeres activas laboralmente, solo un 30% forma parte de la industria o área tecnológica, revelan datos de la Unesco, ¿cómo se puede resolver? Para comenzar, hay que comprender por qué su presencia en tan baja.

De acuerdo con el estudio Women in Tech 2021, elaborado por Page Group, la falta de postulaciones a las vacantes tecnológicas, es la principal razón con 38%, seguido de la creencia que hay pocas oportunidades para el talento femenino con 37%, la escasez de conocimiento técnico requerido con 25% y la falta de experiencia con 17 por ciento.

“La brecha de género en tecnología tiene implicaciones importantes para la productividad y la competitividad de la economía de los países. Por lo tanto, para que las empresas y las economías desarrollen todo su potencial, es vital crear una sólida cartera de mujeres en tecnología”, explica el estudio realizado en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y algunos países de Centroamérica.

Las prioridades

Ante esta situación, las empresas se están dando a la tarea de diseñar estrategias que impulsen el talento femenino. Por ejemplo, 24% está diseñando programas de inclusión, enfocándose en la parte de gestión, negocio y liderazgo.

Asimismo, se enfocan en lo siguiente:

  • Programas de visibilidad para generar conciencia sobre la importancia de la diversidad y la inclusión - 21%
  • Programas de entrenamiento y mentoría específicos para mujeres dentro de la empresa - 20%
  • Programas de liderazgo femenino - 15%
  • Apoyos educativos para que más mujeres puedan formarse profesionalmente - 14%

Además de esto, las empresas están conscientes de cambiar los procesos de reclutamiento eliminando los sesgos inconscientes, y para ello, se debe realizar lo siguiente:

  • Cuidar la forma de redactar las vacantes
  • Asegurar un porcentaje de mujeres participantes en las postulaciones
  • Usar diversas herramientas tecnológicas, como la Inteligencia Artificial para evitar sesgos y dar más imparcialidad a los procesos de reclutamiento.

Un punto importante que las empresas deben hacer, además de capacitaciones y eliminación de sesgos, es ofrecer flexibilidad laboral, con oportunidades de promoción, tutorías y con opciones de reintegrarse a la vida laboral si es que deben detener temporalemente su carrera, lo que ocurre comúnmente cuando se convierten en madres.

“La brecha de género en tecnología tiene implicaciones importantes para la productividad y la competitividad de la economía de los países. Por lo tanto, para que las empresas y las economías desarrollen todo su potencial, es vital crear una sólida cartera de mujeres en tecnología”.

Todo comienza en la infancia

El estudio resaltó que para que en un futuro más mujeres se desempeñen en el área tecnológica, se debe comenzar a trabajar desde etapas tempranas, es decir, cuando son niñas, pues solo uno de cada cinco egresados de carreras tecnológicas en América Latina es mujer, pese a que existen oportunidades interesantes en el mercado de trabajo.

Para ello se deben crear programas educativos enfocados en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM) que además, resalten los beneficios de estudiarlo. Entre las razones por las que no estudian estas carreras se debe a la falta de mentoría sobre el tema y el estigma de que solo es una industria para hombres. Ejemplo de ello es que solo 16% de las mujeres han recibido sugerencias de estudiar estas carreras, a diferencia de 33% de los hombres.

“De los encuestados, 27% establece que el mayor agente de cambio para derribar las disparidades existentes hoy en la industria tecnológica es la Educación, donde el trabajo con las instituciones educativas es clave para motivar a las mujeres a que estudien carreras relacionadas con esta industria”.

Lo importante es mostrarles cómo la tecnología es un mundo fascinante lleno de conocimiento, de retos y una puerta para tener una mejor vida profesional y personal.

“Hoy, las compañías en América Latina reconocen que se deben hacer grandes esfuerzos para reinventar los programas de atracción y retención de talento femenino, sobre todo, para las áreas de tecnología, puesto que han comprendido que la representación equitativa de género garantiza contar con talento diverso en percepciones, capacidades y habilidades, donde hombres y mujeres puedan contribuir desde su máximo potencial al desarrollo y mejora de procesos, a partir de enfoques integrados y soluciones innovadoras”, finaliza el estudio.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario