Reforzar inversión en tecnología, prioridad de CFOs en post pandemia

También lo más importante es enfocarse en las personas. Foto: Especial

La forma de trabajar en la fase de post pandemia ya no será la misma que se tenía en los últimos años y eso lo saben los directores financieros (CFOs), por lo que ahora una de sus principales prioridades será invertir más en tecnología, pues el mundo laboral se ha vuelto digital, revela la encuesta “2021 Global Private Equity Survey”, elaborada por EY.

De acuerdo con el informe, ante los nuevos retos que ha generado la pandemia, los CFO aceleraron su transformación digital, por lo que la principal prioridad es reforzar la inversión en tecnología (63%).

Si bien, aunque los CFOs han enfrentado retos en los últimos años, “hasta 2020 no habían sido puestos a prueba por una crisis tan profunda como las medidas de aislamiento y bloqueos a causa de la pandemia, mismas que obligaron a empresas e inversores a cambiar a modelos operativos virtuales de la noche a la mañana”, afirma Jorge Lacayo, socio líder de EY Parthenon Latinoamérica Norte.

Asimismo, otra prioridad es ajustar los horarios de trabajo flexibles (57%) a medida que se tomen más medidas para habilitar una fuerza laboral remota, pues para seis de cada 10 CFOs la transición al trabajo remoto ha sido uno de los mayores retos para su empresa, a pesar de que previo a la pandemia ya se encontraban en la transición para crear acuerdos flexibles para esta modalidad de trabajo.

En este sentido, otro de los desafíos vividos es la rápida adaptación de reuniones virtuales (46%), lo que representó una mayor complejidad para conectarse con inversores nuevos y existentes.

Enfoque en colaboradores

La adopción tecnológica no es la única prioridad que tienen los CFOs, ya que estos 18 meses de pandemia han dejado en claro que se requiere mayor trabajo con los colaboradores, por lo que además de ofrecer tecnología y flexibilidad de horarios, aumentarán las capacitaciones laborales, monitorearán la salud de los empleados y mejorarán la cultura laboral de la organización.

Muestra de ello es que para 25% de CFOs es importante incrementar las habilidades de trabajo remoto, cuando en 2020 no se tenía interés por esto, a pesar de ue fue el año cuando la pandemia comenzó.

En este periodo de tiempo, se ha trabajado más en la perspectiva de género, lo que ha permitido un aumento de talento femenino en su fuerza laboral, aunque todavía hay rezagos que resolver. Por ejemplo, solo 1% afirmó que al menos 30% de sus empleados en puestos directivos son mujeres. Otro 46% de gerentes de capital privado dijeron que 50% de su personal se compone por mujeres.

En 2020, la prioridad para incrementar la presentación de las mujeres en las empresas era de 47%, mientras que este año es de 56 por ciento. Otro aspecto que se busca mejorar es crear una cultura de inclusión más innovadora, que este año es prioridad para 43%, cuando en 2020 era de 37 por ciento.

Dichas acciones han crecido este año, pues a diferencia de encuestas de ediciones pasadas, las prioridades no se enfocaban como tal en las personas.

“En el pasado, la principal prioridad de los gerentes para la gestión del talento se centró principalmente en mejorar los procesos administrativos y de integración. Ahora que la tecnología se ha convertido en una herramienta esencial, los gerentes empresariales tienen un mayor enfoque en aplicar la gestión del talento para impulsar la productividad y el compromiso de los empleados”, indica el informe.

Sin embargo, en el trabajo remoto también se ven desafíos con los colaboradores, como incapacidad para capacitar rápidamente a los empleados, que la cultura empresarial de deteriore, se tengan menos contacto en persona con los inversores, baja productividad y menor compromiso con las iniciativas de la empresa.

Con base en estos cambios causados por la pandemia, más del 80% de las empresas de todos los tamaños esperan que haya un cambio moderado en su modelo operativo en los siguientes tres años.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario