No es lo mismo, conoce las diferencias entre laptops y netbooks

En la búsqueda de la laptop perfecta podemos gastar más tiempo del necesario y, por supuesto, más dinero del que se requiere.

Con la reciente salida de una nueva familia de procesadores por parte del fabricante Intel, llamada “Atom” se están lanzando nuevas computadoras sub-compactas que han recibido el nombre de “netbooks”. Algunos de los primeros fabricantes en ofrecerlas son Asus (sin presencia directa en México) y Acer, que tiene muchos años en el país.

Para explicar mejor el fenómeno, se pueden dividir los tipos de laptops en:

a) reemplazo de escritorio, b) de uso general y c) ultra portátiles.

Las primeras son grandes y pesadas, la batería les dura a lo mucho una hora y están diseñadas para quedarse la mayoría del tiempo, precisamente, sobre el escritorio.

A cambio, se obtiene un excelente desempeño y buena calidad en gráficos.

Las segundas, de uso general, están pensadas para la gente que va a usar su laptop todos los días, pero no de forma muy intensa.

Ocasionalmente tendrán que trabajar con archivos pesados de audio y video pero en general no estará muy ocupada la máquina procesando información. La duración de la batería en estos casos ronda por las 2 ó 3 horas.

El tercer grupo son las que pesan menos, las más livianas y también las más costosas.

Integran componentes

En un esfuerzo por integrar todos los componentes tradicionales de las dos primeras en el menor espacio posible, algunos fabricantes las ofrecen con todo y lector de discos compactos, conexiones WiFi, teclados de tamaño estándar y más. Aquí la batería puede durar entre cuatro y seis horas, dependiendo mucho del uso del equipo.

Ahora bien, ya con esos tres tipos de laptops ubicados, ¿qué es una netbook? En esencia, se parecen un poco a las ultra portátiles, sin embargo, hay muchas diferencias.

El desempeño es apenas el suficiente para usar programas como correo electrónico y navegación por Internet.

Las pantallas son reducidas con el fin de que el producto final sea lo más pequeño y transportable posible. En cuanto a memoria RAM, vienen con la suficiente para utilizar un sistema operativo basado en Linux, aunque claro, también está la opción de Windows XP.

En cuanto a almacenamiento de datos, usan los llamados discos duros de “estado sólido”, algo parecido a las unidades de almacenamiento USB. De ahí que típicamente una netbook tenga 8 ó 16G disponibles. ¿Para qué son estas máquinas? Se podrían ubicar en medio de un smartphone y una sub notebook.

Para los usuarios en constante movimiento que necesitan una larga duración de batería, una pantalla más grande que la de un teléfono y un teclado más o menos decente, estos modelos les vienen bien. ¿Para qué no son? Para usarse como computadora principal, ya que no tienen espacio ni poder de procesamiento para llevar a cabo actividades como grandes documentos, pesadas hojas de cálculo o todo lo que tenga que ver con imágenes y video.Si está pensando en el futuro echarle un vistazo a estos equipos, sólo tome en cuenta que serán “además de”, no “en lugar de”, así no tendrá sorpresas.

Es muy probable que todas las grandes firmas terminen lanzando productos similares en los siguientes meses, asunto que favorecerá siempre al consumidor, al haber más competencia.

[email protected]

CRÉDITO: 
Javier Matuk