La inversión en startups de LATAM se va a recalibrar en los siguientes meses: Endeavor

En el 2021 los unicornio valían 18 veces sus ingresos anuales. Foto: Especial

Al menos hasta el final del 2021, las startups unicornio de América Latina valían en promedio 18 veces sus ingresos anuales, que alcanzaron los 150 millones de dólares ─también en un promedio anual─, de acuerdo con el informe Ecosistema de Venture Capital y Growth Equity en América Latina, elaborado por Endeavor México y el fondo Glisco Partners.

Si se toma en cuenta que las startup unicornio en América Latina tienen ingresos promedio de 150 millones de dólares al año, el múltiplo de valuación a ingresos o ventas ronda 18x, lo que quiere decir que una empresa tendría que mantener esos ingresos por al menos 18 años para alcanzar su valor actual en el mercado.

Vincent Speranza no sabe si este múltiplo significa que las startups estaban sobrevaluadas, dado el entorno de alta inflación y el aumento de tasas de interés de los bancos centrales. Para el director de Endeavor en México, algo así sólo podrá saberse en el futuro. No obstante, encuentra que el ecosistema de emprendimiento latinoamericano sí va a repensar el que sea sostenible que una startup tenga una valuación cada vez mayor sin contar con los fundamentales necesarios.

“Yo creo que el tema de la inversión se va a recalibrar en los siguientes meses principalmente en las valuaciones. Van a tener que enfocarse en los equipos, en los unit economics, en el camino hacia la rentabilidad y ver si su plan es creíble y si lo es, entonces va a seguir creciendo el valor de las empresas”, dijo.

Reajuste

Después de recibir más de 700 millones de dólares de inversión en 2020 y 2021, el unicornio mexicano de la compraventa de autos usados Kavak alcanzó una valuación de 8,700 millones de dólares. La colombiana Rappi recibió, hasta el año pasado, 500 millones de dólares y tiene una valuación de 5,250 millones de dólares. Por ende, los unicornios latinoamericanos tienen una valuación que, en promedio, es seis veces lo que han recibido como inversión, según el reporte de Endeavor.

El reajuste de las valuaciones propuesto por Speranza implicará que las rondas de inversión en el futuro próximo estén a la par o por debajo de las que han tenido lugar los años recientes, cuando tan sólo en México ha habido 32 megarrondas. Una hipótesis que confirman Hernán Fernández y Camilo Kejner, de Angel Ventures (AV), uno de los principales fondos de Venture Capital nacidos en México y orientados al mercado latinoamericano.

Los fundadores y directores de AV creen que las rondas posteriores a la series B, que han superado los 36 millones de dólares, estarán ausentes durante, al menos, los siguientes 18 a 24 meses. La mayoría de las inversiones que ocurrirán en el mediano plazo estarán enfocadas a series semilla (Seed) o series A, que rondan los 2 a 9 millones de dólares, es decir que no serán muy cuantiosas, pero sí habrá varias de ellas.

Fondos locales y regionales, al rescate

La principal fuente del capital de riesgo que llega a América Latina es el extranjero, pues 62% de las participaciones en el Venture Capital latinoamericano proviene de fondos exteriores a la región. Es en el flujo de este capital, del cual 47% procede de Estados Unidos, donde tanto Endeavor como Angel Ventures ven una caída que ya está teniendo consecuencias, entre las que se encuentra el congelamiento de las rondas de series B o mayores.

Serán fondos locales y regionales los que entrarán al quite entre las startups que requieran ayuda para empezar o para continuar en un entorno adverso.

Sobre todo si se considera que la capitalización de los fondos de países latinoamericanos como México, Brasil, Argentina, Colombia y Chile, se estima en alrededor de 1,000 millones de dólares, de acuerdo con Enrico Robles del Río, director de Inteligencia de Endeavor México.

Camilo Kejner, de AV, ha llegado a observar múltiplos de valuación de hasta 150 veces los ingresos de startups en América Latina, lo que indica que el valor de algunas de estas empresas está muy por encima de otras compañías que compiten en las mismas verticales. No obstante, el inversionista piensa que hay aún espacio para crecer dentro del ecosistema startup, sobre todo si se considera que, de acuerdo con el análisis de Endeavor y Glisco Partners, sin tomar en cuenta a países como Estados Unidos, China o India, América Latina debería estar recibiendo entre 17,000 y 21,000 millones de dólares al año, mientras que México tiene el potencial de recibir 6,500 millones de dólares de Venture Capital desde los 3,700 que recibió en 2021.

CRÉDITO: 
Rodrigo Riquelme