Higo, la startup que facilita el pago a proveedores

Rodolfo Corcuera, Daniel Tamayo y Juan José Fernández cofundadores de Higo. Foto: Especial

Luego de sufrir problemas de liquidez por la falta de pago a proveedores, Rodolfo Corcuera decidió crear Higo, startup que busca automatizar los procesos financieros y proveer visibilidad al flujo de capital de las pequeñas y medianas empresas.

Corcuera recuerda que en su antigua empresa, Tandem, dedicada a la administración de oficinas, tenía problemas de liquidez porque los grandes proveedores tardaban en pagar y la compañía no era tan grande como para negociar con los más pequeños.

Además, “teníamos problemas de visibilidad, porque todo era en Excel y no tenían acceso a financiamiento”, relata en entrevista para El Empresario.

En ese momento se planteó que su próximo proyecto ayudaría a resolver ésta problemática y tiempo después, junto con Daniel Tamayo y Juan José Fernández, surgió Higo “plataforma financiara de empresarios para empresarios, que con ayuda de la tecnología simplifica la manera de pagar y cobrar, incrementando la liquidez”.

¿Cómo funciona?

La tecnología de la startup automatiza la recepción de facturas, genera el proceso de aprobación y tiempos de pago a proveedores.

La cuenta se crea en menos de 30 segundos, solo se requiere ingresar el RFC y razón social, y automáticamente se descarga las facturas emitidas, “para tener visibilidad muy clara de a quienes tienes que pagarle y qué tienes que pagar y aprobar”, precisa Corcuera.

También se crean flujos de aprobación para que el equipo sepa cuánto tiene que pagar, además se dispersan pagos en segundos a todos los proveedores.

Corcuera detalla que procesar 40 proveedores diferentes a mano o en Excel que tomaba 20 horas, con Higo, en son cinco minutos a la semana se tiene mayor control de efectivo, eficiencia a la hora de trabajar sobre su flujo de caja y acceso a financiamiento.

Financiamiento

Higo también ofrece financiamiento para tener liquidez en el tiempo que llegan los pagos, que suelen ser 90 días o si se requiere capital para crecer.

“Gracias a la data que tenemos podemos entregar el financiamiento más accesible a todos los usuarios”, detalla Corcuera, aunque precisa que el monto depende del nivel de apalancamiento de cada empresa.

“Lo que queremos es acelerar esa conversión de efectivo de sus cuentas formales, en lugar de esperar 90 días adelantárselos (el dinero) al día de hoy, si es lo que necesitan, o si requieren capital para crecer poder extenderles los tiempos de pago con los proveedores”, detalla.

La startup mexicana inició operaciones en noviembre del año pasado y ya cerró una ronda de inversión por 3.3 millones de dólares de fondos como Homebrew, Susa Ventures, Haystack y J Ventures.

Los emprendedores estiman que existen cerca de cuatro millones de empresarios que sufren estas problemáticas, a los cuales pretenden llegar y “que encuentren en nosotros este aliado financiero que les ayude a dormir más tranquilo en la noche, no sólo a sobrevivir esta falta de liquidez, sino que les ayude a potencializar su negocio en esta nueva realidad”, finaliza Corcuera.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario