Crece confianza de VC en fintech mexicanas

Invierten entre 1 y 10 mdd por empresa. Foto: Shutterstock

El crecimiento de las startups fintech en México ha posicionado al país como líder en Latinoamérica, con 500 plataformas identificadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por ello cada vez más fondos de capital de riesgo o venture capital (VC), como se le conoce en el sector, han apostado por invertir en empresas de base tecnológica.

De acuerdo con datos de Transactional Track Record, en el país aumentó 31% el valor de los acuerdos de capital de riesgo de enero a julio del presente año, mostrando un monto de 450 millones de dólares.

“Sin el capital de los fondos de capital emprendedor en México no se hubiera dado el crecimiento de las startups, sobre todo en temas de fintech, porque invertir —en etapas tempranas— tiene un nivel de riesgo”, dijo en charla para El Economista, Diego Serebrisky, cofundador de Dalus Capital.

“En América latina, el VC funciona y hay una gran oportunidad para las startups (…) Hay personas que no tienen acceso a servicios bancarios y estas empresas lo hacen posible”, precisó Serebrisky durante su participación en Finnosummit 2019.

Muchas industrias se están digitalizando, da porque los consumidores en prácticamente todo el mundo son digitales, porque las personas tiene smartphones que les permiten estar conectadas. “Ahora lo estamos viendo en el sector de servicios financieros. Algo que se hacía de forma tradicional ahora se está yendo online y todo el mundo quiere tener el banco en una app. Así como está pasando en la banca, va a pasar en otras industrias, porque la tecnología digital está permeando todo y eso genera oportunidades para todas estas startups”.

Durante el panel titulado “El venture capital explora América Latina”, Mariano Carranza, vicepresidente de Goldman Sachs, y David Nangle, CEO de Vostok Emerging Finance, coincidieron en que la bancarización y ayudar a generar pagos de forma más fácil han impulsado la creación de startups fintech en la región, como es el caso de tecnología para las pequeñas y medianas empresas, que por medio de plataformas obtienen préstamos a tasas justas.

Por ello, Goldman Sachs apuesta por invertir en empresas que apoyen a la base de la pirámide y forman parte de la inversión de 42 millones de dólares que acaba de recibir Credijusto. “Hace tres años los pagos eran confusos y angustiosos, y encontramos en las fintech una gran oportunidad para financiar los pagos de las pymes”.

“Los fondos del capital emprendedor hemos sido una parte importante del sistema desde hace cinco o seis años, porque somos los inversionistas que están proveyendo de capital para que las empresas puedan crecer en sus etapas iniciales”, dijo Diego Serebrisky.

Mencionó que no sólo se trata de invertir en las empresas, sino de ayudar a los emprendedores a levantar capital y definir la estrategia del negocio.

A la fecha, Dalus Capital ha invertido en empresas como Clip, Kubo Financiero, Cultura Colectiva, Luna y Xertica. “Nuestro fondo actual es de 100 millones de dólares. Ya hemos invertido una parte importante y nuestras inversiones hoy están en el rango de 1 a 10 millones de dólares por empresa”.


Por qué invertir en empresa con impacto social

Johanna Posada, fundadora y directora de Elevar Equity, mencionó que el fondo inició pensando en el consumidor, pero se dieron cuenta de que si realmente querían ayudar a la población habría que ir con las pymes, con el pequeño empresario al que le cuesta trabajo conseguir un crédito financiero para impulsar su negocio, y así generar “un impacto enorme, no solamente en la pyme y en el empresario, sino en el país”.

Por ello, Elevar Equity invierte en series A, con capital centrado en el ser humano, “porque al final de cuentas la inversión es personas, estás invirtiendo en empresarios y el apoyo que les puedes dar es muy importante”, sostuvo.

Así, las pymes reducen el costo de sus activos, incrementan sus ingresos y las startups reciben capacitación y aprenden a institucionalizarse.

“Invertimos alrededor de 2 o 3 millones porque creemos que si vas a probar tu modelo, si realmente vas a llegar a decir ‘aquí están mis unidades económicas’, necesitas de seis a 12 meses de capital”.

Inversión y gobierno.

Al respecto de las acciones que tendría que realizar el gobierno para impulsar el crecimiento de las startups, Posada dijo creer en el rol del gobierno: “Ha hecho iniciativas muy importantes, como la Ley Fintech, que te empieza a poner la infraestructura y el mapa para saber cómo ubicarte y cuáles son los apoyos que tienes”.

Mencionó que el apoyo tiene que estar bien manejado, ser consistente, constante y con los incentivos correctos, “no puede ser político. Ésa es la clave”. Entonces, si el gobierno pone modelos, éstos tienen que perdurar con el tiempo.

“Para mí, lo que hay ahorita es mucha incertidumbre y eso no es bueno para la inversión. Lo mejor que tú le puedes dar a un inversionista es certidumbre, ser consistente con tus políticas, con tu mensaje. Cuando la gente ve certidumbre puede entender que va a haber ciclos económicos, puede entender que van a manejar diferentes retos”, dijo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario