Crean iShoe, una suela anticaídas

BOSTON. Los científicos que trabajan para ayudar a los astronautas a recuperar el equilibrio después de viajes prolongados en situación de ingravidez dicen haber hallado un modo de aplicar sus investigaciones para ayudar a los ancianos a evitar caídas catastróficas.

La suela del zapato iShoe contiene sensores que detectan el equilibrio del que lo usa. La idea es recopilar información para los médicos y que vayan al especialista antes de caerse.

La suela, insertada dentro de cualquier calzado, soluciona el problema de portabilidad y precio, ya que podría costar unos 100 dólares.

Erez Lieberman, un estudiante avanzado que desarrolló la tecnología mientras trabajaba como interno en la NASA, dice que una caída es precedida por numerosas advertencias, de modo similar a como el colesterol elevado y la hipertensión sanguínea avisan de un ataque.

La Fundación Nacional de Osteoporosis calcula que 300,000 personas por año sufren fracturas de cadera, que suelen ser causadas por caídas. Un promedio de 24% de estos pacientes de 50 años o más muere al año a causa de la fractura.

Él y Katharine Forth, una científica visitante de la NASA que también trabaja en el iShoe, han sentido en carne propia el problema de las caídas en los ancianos. Los dos tuvieron abuelas cuya salud se deterioró rápidamente después de que se cayeron.

Con información de AP

CRÉDITO: 
Redacción/El Empresario