Covid-19 impulsa emprendedores fintech

La nueva realidad financiera requerirá de más emprendedores. Foto: Shutterstock

Aunque la pandemia del coronavirus ha representado tragedias, también permite impulsar más a sectores como el fintech, que tan solo desde que comenzó la crisis, registra un crecimiento de 20% y en México de 50%, por la facilidad de poder hacer transacciones sin requerir efectivo, a distancia y sin exponerse a la enfermedad, revela el informe de Aplicaciones Móviles de Finanzas 2020, elaborado por Liftoff.

Esto ha generado que la banca replantee su forma de operar y acelere la transformación tecnológica que desde hace unos años se ha impulsado. Ahora, lo prioritario es tener presencia en los canales digitales.

“Esta crisis ha contribuido a acelerar este proceso (transformación digital). De una semana a otra, los cambios han sido muy fuertes como ver que las oficinas bancarias ya no funcionan mucho, se van desnudando carencias y se aprecian más otras áreas como la fintech”, explicó en entrevista con El Economista, Oriol Ross, director de desarrollo económico en Latinia, fabricante de Productos de Software.

Innovación radical

Ross detalló que tras realizar el estudio Lavinia Intelligentia 2020, se encontró que el sector financiero sufrirá una transformación radical donde las fintech tienen gran participación, pues se están dejando de lado el uso de oficinas o sucursales bancarias para utilizar aplicaciones que permiten hacer los mismos procesos de forma sencilla y rápida. “El cierre de oficinas puede suponer el carpetazo final a una época y menores costos”, indica el informe.

Los pagos con dinero en efectivo es otro debate que se reabre con la pandemia, sobre todo por el tema de la propagación del virus. Un análisis de Harvard encontró que en un billete de 20 dólares se pueden almacenar hasta 3,000 bacterias o gérmenes.

“Se ha pensado dejar de usar el efectivo como una solución a la pandemia, pero no resuelve el problema porque las tarjetas también contienen riesgo. Aunque se tenga la opción de pago sin contacto, al tocar las máquinas para digital los nips, también se contraen bacterias. Además, no puedes quitar el efectivo ahora porque entre un 3 y 5% de la población quedaría marginada”.

Ross consideró que para que no haya algún tipo de riesgo, se debe fomentar el crecimiento de los sistemas biométricos, que a través de la retina o reconociendo facial para hacer pagos y transacciones, en lugar de dar dinero o entrar en contacto con terminales, pantallas u otro dispositivo. Aunque es un reto todavía, podría lograrse con la presencia de los emprendedores.

Emprendedor, el estelar

La nueva realidad financiera requerirá de más emprendedores, sobre todo de los dedicados al sector fintech, aunque esto no significa que la banca quedará en segundo ámbito.

En los comienzos del sector Fintech, el panorama no era alentador porque la banca lo veía como enemigos de las sucursales por todas las facilidades que brindaba; sin embargo, hoy más que nunca está revalorizando su importancia y buscando alianzas de colaboración.

La banca, mencionó Ross, ha reflexionado que no es más grande que las fintech, sino que pueden ser aliados y que deben apoyarlas a consolidarse, sobre todo ahora porque de ahí pueden surgir nuevas oportunidades de negocio. “Quien se alista y quiera innovar, debe apoyar a las fintech”.

Al tener la banca una gran estructura y miles de procesos, no tienen el tiempo para crear nuevas tecnologías y soluciones, algo que los emprendedores sí. También pueden aprender de nuevas formas de trabajo, optimización y otro tipo de cultura.

Las fintech se caracterizan por tener más acercamiento con los clientes, empatía y facilitar los procesos, teniendo una atención personalizada, algo que los bancos han comenzado a demostrar con más fuerza a raíz de la pandemia. Desde el comienzo, se mostraron ágiles y ofrecieron ayuda, pero lo que les falla aún es la implementación tecnológica, por ejemplo, en los call centers que se han caído ante la alta demanda de clientes llamando, cuando lo que pueden tener son aplicaciones u otros canales digitales para mantener una comunicación efectiva.

Banorte ha sido de los pocos que a través de su aplicación tiene la opción de solicitar créditos y solicitar tarjetas de crédito sin tener que acudir a los bancos, sólo basta con un toque en el celular y esperar que el plástico llegué a casa, o si se prefiere, recogerla en una sucursal.

Por ello, para incentivar este crecimiento es momento de mirar a las fintech así como a los nuevos emprendimientos que están surgiendo en esta crisis.

Ross resaltó que es en estos momentos cuando se puede dar el “efecto Alibaba”; emprendimientos y surgimiento de negocios que nacen durante una crisis y que en un futuro pueden ser grandes compañías. Ejemplo de empresas que hoy lideran el mercado y nacieron en medio de circunstancias difíciles como la crisis económica de 2008, son Alibaba y Uber.

“La pandemia alumbrará a compañías que tal vez en 10 años sean exitosas. Para impulsar su crecimiento es necesario la unión de la banca, los consumidores, inversionistas y del sector público. Será el hijo del momento que estados viviendo que para crecer necesita ayudas fiscales y burocráticas. Hoy no hay otra alternativa que no sea digital”.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario