E-commerce, obligatorio para las pymes

Foto: Cortesía

En 2013, sólo 10% de las pequeñas empresas contaba con plataformas de venta online

Según los datos de América Economía Intelligence, en el ranking de comercio electrónico a nivel Latinoamérica, México ocupa el segundo lugar con 14% del total de las transacciones, superado únicamente por Brasil con 59%, mientras que en los países de habla hispana o portugués, México ocupa la tercera posición con 10% debajo de Brasil con 43% y España con 21 por ciento

Además de acuerdo con el Estudio de Consumo de Medios entre Internautas Mexicanos, 55% de los internautas que hay en México realizaron alguna compra en línea y 62% dijo que tenía planeado adquirir algún producto por Internet. Con estos datos, sería lógico pensar que las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen una gran oportunidad de negocio sumándose a este creciente mercado, sin embargo, la realidad nos muestra otro esquema. En 2013 sólo un 10% de pymes mexicanas contaba con plataformas de venta online.

“El comercio electrónico en México presenta un fuerte crecimiento, y todavía existe mucho hacia donde crecer, por lo que es preciso que dejemos atrás el miedo a este mercado que poco conocemos, al que no estamos acostumbrados y aprovechemos las ventajas que nos presenta”, comentó Carlos E. Martínez, Gerente General Región Norte de Buscapé Company.

Las pymes no están aprovechando, en este momento, las ventajas que ofrece el comercio electrónico por medio de la Internet. El e-commerce pone en sus manos un medio de bajo costo para desarrollar negocios, tomando contacto directamente con consumidores finales en todas las regiones de la tierra. Para poder beneficiarse de esta poderosa arma comercial, solo falta conocimiento, dedicación y perseverancia.

“Las principales limitantes respecto a este tema, es el temor de las empresas a no tener éxito en este mercado y el no contar con un sitio web que soporte nuestra tienda en línea”, agregó el experto, quien además comentó que por regla general, si un producto tiene buena venta a través de un catálogo o canales de venta directa, puede promoverse en Internet.

Crear una tienda virtual no es trabajo fácil, ya que de ésta dependerá en gran medida el éxito de nuestro comercio, desde el diseño hasta la funcionalidad y sencillez, aspecto por el que muchas de las pymes se detienen un poco, a pesar de conocer los beneficios de este modelo de negocio online. Sin embargo hoy en día existen muchas opciones que facilitan esta tarea como los agregadotes, que integran los productos de la empresa a su plataforma y los costos son bastante cómodos.

El e-commerce es más un asunto de valor agregado y estrategia de negocios que de temas tecnológicos. No hay que tenerle miedo, sólo comenzar a reducir la aparente complejidad y dar inicio a estrategias muy sencillas que nos permitan ir aprovechando su potencial, finalizó Carlos Martínez.

Fuente: Buscapé Company

[email protected]

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción