Capacitación y flexibilidad, claves para sumar talento femenino a TI en 2022 

Aún es baja la participación femenina en TI. Foto: Especial

Cada vez son más las mujeres que se suman al sector de Tecnologías de la Información (TI); sin embargo, aún es necesario que más mujeres se interesen en el sector, ya que la presencia de mujeres sigue siendo baja.

De acuerdo a datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para 2025 la región de Latinoamérica requerirá más de 1 millón de desarrolladores de software, lo que representa una oportunidad para las mujeres, por lo que es importante comenzar a capacitarlas en el tema. El problema es que de las casi 752,000 personas que trabajan en este sector, 83% son hombres y sólo 17% mujeres, revela la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

Ante esto, se requiere estrategia para que más mujeres se desempeñen en el área y Laboratoria, organización que forma a jóvenes mujeres de bajos recursos como programadoras y expertas en desarrollo web, comparte tres aspectos que permitirán lograr la meta.

Crear bootcamps

Serán una alternativa seria para las personas que no han tenido acceso a educación superior y/o quieren dar un cambio a su carrera. A través de estos programas intensivos, se pueden adquirir habilidades técnicas altamente demandadas en la industria TI, con una propuesta educativa de vanguardia.

Por ejemplo, en el bootcamp de Laboratoria, las alumnas logran contar con una experiencia de aprendizaje y transformación en la que desarrollarán habilidades técnicas y socioemocionales; además de que se tiene una tasa del 85% de colocación de sus egresadas en México.

Crear equipos diversos

Para que las organizaciones sean más competitivas y productivas, tendrán que realizar acciones concretas para incluir más el talento femenino en sus procesos de contratación. Esto les permitirá aportar a una economía digital más diversa, incrementando sus posibilidades de tener rendimientos sobresalientes o hasta en sus resultados de rentabilidad.

Desafortunadamente, las mujeres están subrepresentadas al constituir menos del 30% de las personas empleadas en el sector de tecnología. Reducir esta brecha de género aumentaría en un 4% el producto interno bruto de los países en América Latina y el Caribe, revela el estudio El futuro de la tecnología: inclusión femenina, realizado en conjunto  Laboratoria y el BID Lab.

Tener flexibilidad laboral

Aunque la pandemia lo cambió todo, hoy más que nunca el equilibrio y el bienestar laboral serán determinantes para la atracción y retención del personal femenino más capacitado, para lo cual se requerirá crear programas con flexibilidad de horarios, mejores salarios y oportunidad de trabajar de manera remota.

“México y Latinoamérica tienen una importante brecha de género, tanto en el sector TI como a nivel salarial ya que es de las más altas del mundo", dijo Ofelia Reyes, Bootcamp Manager de Laboratoria en México.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario