Aprovecha la tecnología del cómputo en la nube

Foto: Especial./ elempresario.mx

Las empresas pueden usar los sistemas de gestión empresarial y relación con los clientes por medio del cómputo en la nube y entornos virtualizados para automatizar y hacer más eficientes sus procesos, reducir costos de infraestructura y operación tecnológica, así como para mejorar la comunicación con sus clientes.

En América Latina, entre 25% y 30% de las empresas están migrando a las soluciones empresariales virtualizadas, lo que significa que tienen acceso a aplicaciones de facturación, contabilidad, negocios o telemercadeo sin necesidad de contar con una infraestructura tecnológica propia o personal operativo, de acuerdo con Carlos Perea, director regional para México y Centroamérica de Extreme Networks.

En la medida en que este servicio se vuelva masivo, esto tendrá un alto impacto en el nivel de productividad de las Pymes, aunque el ritmo de crecimiento que existe en México es significativamente menor”, dijo el especialista.

Y es que en México solamente 15% o 16% de las empresas está migrando hacia estas soluciones, que ofrecen un amplio portafolio de servicios para empresas, con costos reducidos. La principal demanda se encuentra en los sistemas de planificación de recursos empresariales (CRM, por su sigla en inglés), así como en los de de gestión de relaciones con el cliente (ERP, por sus siglas en inglés).

Según Perea, además de la reducción de costos en el uso y administración de los recursos tecnológicos, el cómputo en la nube permitiría a los pequeños negocios la mejora de su gestión, la relación con sus clientes y la planificación de su crecimiento.

Los beneficios

Reducción de hasta 60% de los costos de:

  • Estructura y administración de Tecnologías de Información.
  • Consumo energético.
  • Inversión continua.

Disminución de la plantilla operativa

  • Hasta 50% para proveedores.
  • Prácticamente completa para usuarios finales.
  • Retorno de inversión en aproximadamente 12 o 24 meses.

Antes de iniciar

  • Define qué es lo que quieres consumir de la nube. De esto dependerá el tipo de servicio que requieras.
  • Toma en cuenta tus necesidades de almacenamiento, procesamiento y aplicaciones.

[email protected]

CRÉDITO: 
Luis Cortázar