Aceptar tarjetas bancarias no es suficiente, ofrece alternativas e incrementa las ventas

Ofrecer más canales de pago para comercio electrónico es vital. Foto: Especial

Las compras digitales fueron la alternativa ante el cierre temporal de negocios durante la pandemia, incluso seis de cada 10 pequeñas y medianas empresas ya venden en línea, lo que representa un aumento del 94.6%, según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Aunque la migración al e-commerce fue más por necesidad y muchos de los problemas se resolvieron en el acto, las pymes sabían que debían habilitar su portal para el pago con tarjetas bancarias, pues el método de pago elegido por un usuario es un elemento clave en el ciclo de compra.

Sin embargo, ofrecer más canales de pago para comercio electrónico es vital para que un comprador casual se vuelva uno frecuente. Así mismo, es importante que los negocios consideren si sus métodos de pago cubrirán un incremento no esperado de sus ventas online.

“No contemplar o proporcionar otras alternativas de pago, como conexión directa con e-wallets, vales electrónicos, pagos vía URL o transacciones desde call centers, podría significar dejar escapar una valiosa oportunidad de negocios”, comentó Sergio Villarruel, director comercial y de marketing en Fiserv.

Detalló que las compañías que cuentan con diferentes métodos de pago tienen mayor probabilidad de generar más ingresos en temporadas de ventas altas.

“La pandemia transformará aún más los hábitos de consumo digital de la población, que para las empresas se traducen en un mayor volumen de ingresos en línea”, señaló.

Sin embargo, precisó, mientras más métodos de pago se ofrecen, más riesgos existen, por ello la ciberseguridad es primordial, lo cual obliga a que las compañías inviertan en tecnología que fortalezca la protección de sus datos y la de sus clientes.

“Cada alternativa de pago tiene sus propios sellos de seguridad. Todas las empresas deben ser conscientes y contar con mecanismos que eviten la clonación de tarjetas o contracargos que provienen de sus portales de venta. Una compañía segura es una compañía confiable, por lo que la seguridad de la información y datos debiera ser una característica básica en el comercio electrónico”.

Conforme el número de compradores en línea aumente también lo hará la demanda de alternativas de pago. Incluir un portafolio de pagos más versátil permite mantener una mejor consistencia en la experiencia de compra. El e-commerce es un giro que progresa paralelo al de los métodos de pago, lo que los hace aliados estratégicos.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario