Para 2025, plástico de Nestlé será 100% reciclado

Realizó una inversión de 2,000 millones de francos suizos. Foto: Especial

Con el fin de sumarse a la lucha contra el exceso de plástico en el mundo, uno de los principales contaminantes, Nestlé anunció la inversión de 2,000 millones de francos suizos para cambiar plásticos vírgenes a plásticos reciclados para alimentos.

El objetivo de la compañía es lograr que sus empaques sean 100% reciclables o recusables para el año 2025, y para lograrlo, reducirá el uso de plásticos vírgenes en un tercio en el mismo periodo, mientras trabaja con terceros para promover la economía circular y tratar de limpiar los desechos plástico en océanos, lagos y ríos.

"Nos complace ver que Nestlé comprometió una inversión de 2,000 millones de francos suizos para crear una economía circular para los plásticos, junto con una reducción de un tercio de su uso de plástico virgen en los envases para 2025", detalló Mark Schneider, CEO de Nestlé.

La calidad y seguridad alimentaria son primordiales y los empaques juegan un papel determinante. La mayoría de los plásticos son difíciles de reciclar para utilizarlos como empaques de alimentos, lo que da como resultado una oferta limitada de plásticos reciclados con calidad alimentaria.

Por lo tanto, para crear un mercado, Nestlé se compromete a comprar hasta 2 millones de toneladas métricas de plásticos reciclados con calidad alimentaria y a destinar más de 1,500 millones de francos suizos para pagar una prima por estos materiales de aquí a 2025. Asimismo, buscará eficiencias operacionales para mantener neutrales las ganancias de esta iniciativa.

Además la compañía lanzará un fondo de inversión de empaques sustentables de 250 millones de francos suizos para invertir en startups enfocadas en esta área.

Como parte del compromiso de empaquetado de la compañía, y para aumentar la transparencia, Nestlé continuará delineando nuevas iniciativas y proporcionando actualizaciones periódicas del progreso.

Schneider indicó que ningún plástico debería terminar en un vertedero o como basura, por lo que es importante trabajar para reducir el problema.

“Hacer que los plásticos reciclados sean seguros para los alimentos es un desafío enorme para nuestra industria. Por eso, además de minimizar el uso de plásticos y recolectar residuos, queremos cerrar el círculo y hacer que más plásticos sean infinitamente reciclables. Estamos tomando medidas audaces para crear un mercado más amplio para los plásticos reciclados de grado alimenticio e impulsar la innovación en la industria del embalaje. Damos la bienvenida a otros que quieran sumarse a este viaje”, dijo.

Por su parte, Andrew Morlet, CEO de la Fundación Ellen MacArthur, añadió que al eliminar los plásticos que no necesitamos, innovando en áreas como modelos de reúso y nuevos materiales, y circulando los plásticos que se necesitan –también en aplicaciones de grado alimenticio más desafiantes–, se puede crear una economía en la que el plástico nunca se convierta en desperdicio.

"El logro de los compromisos anunciados hoy contribuirá significativamente a la realización de esta visión”, dijo.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario