El 2020, el año de la digitalización de la pymes

La pandemia permitió la aceleración digital. Foto: Especial

Aunque el 2020 es un año de crisis, también trajo consigo una oportunidad de crecimiento para las pequeñas y medianas empresas (pymes), especialmente para el área digital, pues ésta les ha permitido subsistir en estos meses y en algunos casos, incluso las ha ayudado a crecer.

De acuerdo a datos del Banco de México, al inicio de la pandemia, en México se dispararon en 22% las operaciones en el SPEI, ya que las personas empezaron a buscar métodos de pago electrónicos y libres de contacto, por lo cual el Cobro Digital (CoDi) a través de códigos QR y mensajes a la aplicaciones de banco, resultó una buena opción para que los comercios cobraran sin contacto y con comisiones más bajas.

Jaime Márquez, director de nuevos negocios de la empresa STP, participante del SPEI, explicó que los métodos de cobro que las entidades financieras manejaban antes de la pandemia, eran anticuados, cobros bajo esquemas tradicionales como el efectivo o pasar una tarjeta de débito o crédito por una terminal punto de venta que  significan altos costos para las empresas.

En cambio, al implementar el cobro a través de SPEI o CoDi vieron reflejado un ahorro, además de cuidar la salud de clientes y empleados al ser medidas sin contacto.

"Hasta antes de la contingencia estos negocios no tuvieron un motivo de peso que los hiciera migrar a la venta y cobro digital, su esquema era recibir a sus clientes en las sucursales y hacer las transacciones en efectivo, pero con la pandemia los locales tuvieron que cerrar, las sucursales de las cajas de ahorro no podían recibir más a sus clientes, así que se vieron forzados a implementar esquemas digitales de venta y cobro, muchos no tenían experiencia alguna, pero era abrir un canal digital para cuidar a sus usuarios y poder seguir dándoles beneficios", declaró.

Internet a la alza

Esto también se derivó del incremento de las compras en línea. Datos del estudio El Impacto del Covid-19 en las Ventas en Línea, creado por la Asociación Mexicana de Ventas Online, indican que 9% de los consumidores, optarán por comprar en internet (13%), en tienda física e Internet (51%) y directamente en la tienda (36%).

Entre las principales razones para preferir estos canales, están las siguientes: no quería salir de casa 55%; evitar aglomeraciones 48%; promociones y descuentos 35%; entrega a domicilio 34%; comparar precios y variedad antes de comprar 31% y encontró productos no disponibles en tienda física con 30 por ciento.

El futuro

Márquez destacó que el futuro inmediato se definirá en dos vías: por un lado se deben implementar medios de pagos digitales que puedan acercar a las personas no bancarizadas al comercio electrónico, una persona puede tener un teléfono inteligente, puede estar conectada a la red, pero la barrera de no tener una cuenta en un banco es el principal reto a vencer. 

El segundo aspecto, que pocas empresas ven, es el crecimiento de los esquemas de pagos digitales de negocio a negocio, las opciones que están en el mercado ofrecen grandes ventajas a los comercios, las cuales se deben aprovechar para tener un mejor control en los gastos, llevar la conciliación de manera automática y sin errores, incluso para evitar fraudes, aquí el reto para las empresas es voltear a ver los sistemas digitales de pago o cobro integrados y sobre todo generar ahorro en estos tiempos. 

La tendencia marca que los pagos digitales seguirán en crecimiento, pero se debe considerar el captar a aquellas personas que poseen la tecnología necesaria para realizarlos, pero no tienen cuenta de banco y se hace necesario para los comercios el integrar sistemas automatizados para tener un mejor control de su finanzas.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario