¿Te remuerde la conciencia tomar vacaciones?

Vamos a ver…el verano está ya aquí, hemos tenido un año complicado, los números no van bien, pero nuestro cuerpo, la familia y, probablemente el mercado, nos piden un descanso… ¿es tan malo dárselo, dados los no tan buenos resultados que hemos tenido en nuestra empresa al día de hoy? La respuesta depende mucho de ti y de tus hábitos… ¡ahí te va el porqué!

Todos los humanos necesitamos descansar en un determinando momento, después de una jornada, de ciertos periodos de trabajo intenso, o incluso después de periodos muy largos donde más que un descanso lo que se necesita es una reflexión. Es verdad que por ello existen las vacaciones. Pero también es verdad que, así como hay gente que duerme cinco horas y está perfecta, hay otros que necesitan de ocho para poder estar bien, y lo mismo pasa con los periodos de descanso. Hay unos que necesitan más que otros.

Personalmente, yo acostumbro darme mínimo dos periodos de descanso al año, y lo mínimo que tomo es una semana completa donde trato de NO ocuparme de las cosas que normalmente hago y descansar, ver a mi familia o amigos, leer lo que no he podido leer y hacer un poco de turismo. Creo firmemente que esto lo deberíamos hacer idealmente cada trimestre; es decir, 4 veces al año, y mi fundamento es que es así que se hace en Europa y no por nada es un continente con países altamente productivos. Y aquí es donde surgen los cuestionamientos: ¿pero que no tomar seguido vacaciones me hace ser un flojo? Y la respuesta contundente es NO.

Las vacaciones son una pausa en el camino, un respiro largo después de un ejercicio agitado, un vaciado de pensamientos que nos invaden día a día… ¡son necesarias! Y muchas veces ayudan precisamente a regresar con mayor energía y dinamismo al trabajo, con una mente creativa y deseosa de más ideas y, sobre todo, con un espíritu tranquilo y una paz mental que nos ayuda a hacer las cosas mejor y más rápido.

Así que tratando de contestar la primera pregunta de esta colaboración, te sugeriría que midas cómo te sientes en este momento y hace cuánto tiempo que no haces una pausa larga (no hablo de fines de semana o puentes) en tu rutina… si definitivamente fue hace mucho mucho tiempo, ¡prepara las maletas y regresa con más ganas que nunca, no importando los números! Y si de plano te sientes con energía y ánimo suficientes para continuar, entonces sigue y disfruta tu rutina.

¡Buen verano para todos!

Escríbeme en: @javitokrp y @tokrp

Imagen: