Necesario, detonar uso de biocombustibles: Dertek

Foto EE: Araceli López

Para Jonatan Hernández Díaz, fundador de Dertek, la comercialización de los biocombustibles se impulsará una vez que las gasolineras puedan ofrecerlo, a raíz de las reformas en materia energética, lo que podría suceder en los próximos tres años. Para eso, la microempresa mexiquense de desarrollo de energías renovables se está preparando.

“Para llegar a ese punto debemos tener abasto suficiente de materia prima para vender a empresas como Shell. En Dertex nos estamos preparando para ese momento”, asegura el ganador del Premio Santander a la Innovación Emprendedora 2011.

Ingeniero químico industrial por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), Hernández Díaz dijo adiós a su compañero de sueños empresariales, renunció a su trabajo en Dupont, y comenzó a dedicarse de tiempo completo a producir y vender su producto, el biodiesel; gestionar permisos ante la Secretaría de Energía (Sener) para la construcción de su planta, y buscar inversionistas.

“Cuando ganamos el premio Santander nos llegaron oportunidades de trabajo. A él –su socio- le llegó una muy buena de una petrolera extranjera y se dedicó a eso. Me dijo: ‘dos leones no pueden estar en la misma jaula’ (risas). Él quiso dedicarse a su carreara y capitalizarse, yo no quise dejar el proyecto, porque te atas a un objetivo no a una persona”.

“Estamos buscando inversión para poner la planta. Esa inversión nos servirá también para atender el mercado interno y exportar. Casi todos –los inversionistas- nos piden tener un nivel de ventas grande, de medio millón de pesos para que ellos pueden meter otro millón de pesos”, comenta.

El emprendedor no ha acudido a bancos para capitalizarse, aunque revela que comenzará a tener acceso a fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), gracias a su modelo de proveedores. Y es que, la materia prima con la que Dertek produce su biodiesel es la higuerilla y la jastrofa, que es cosechada por 300 agricultores del Estado de México, Puebla y Veracruz.

“Les enseñamos a la gente como sembrar y les firmamos contratos. Así, nosotros aseguramos la materia prima y ellos tienen garantizada la venta de su cosecha. Cultivan la higerilla y la jastrofa, que son plantas no comestibles. Si en una hectárea tienes suelo “pobre”, con la tecnología adecuada, se pueden convertir tierras ociosas en fértiles”, explica.

La empresa requiere de 15 millones de pesos para instalar la nueva planta, que podrá producir 60 toneladas de biocombustible. Por lo pronto, el objetivo es elevar las ventas. “Estamos vendiendo 90,000 litros y nuestra facturación, desde 2013 que comenzamos es de 300,000 pesos”.

Jonatan considera que la apertura de gasolineras donde se pueda vender el biodiesel mezclado detonaría su producción, algo que, prevé, ocurra en 2017 luego de las últimas reformas. Por lo pronto, su estrategia es vender directamente a las empresas, como lo permite la Ley de Bioenergéticos del 2008.

Dertek realiza pruebas desde hace tres meses con una empresa de autotransporte de pasajeros. Sin revelar el nombre, Jonatan Hernández confiesa que no ha sido fácil convencerla. Además de objetar el precio, pidieron certificaciones y temía que el biodiesel creara algún desperfecto en el motor de las unidades.

El emprendedor mejoró el producto y ahora es más barato que el diesel convencional. Un laboratorio de Estados Unidos certificó su producto y también cuenta con el aval de los fabricantes automotores para el uso del biocumbustible.
Una de las ventajas para los autotransportistas, dice, es que sus unidades podrán exentar las restricciones del programa “Hoy no circula”, ya que sus emisiones estarán por debajo de lo que marca la ley, además de que podrán ahorrar en el mantenimiento de los vehículos ante un menor desgaste del motor.

ME HECHO MILLONARIO… EN EXCEL

Jonatan Hernández ha aprendido mucho sobre negocios y manejo de personal en el último año que se puso al frente de Dertek. Su primer compromiso es producir de manear sustentable: “por cada litro mil litros de biodiesel generamos un empleo en el campo, y por cada mil litros que vendemos, evitamos que 3.2 toneladas de dióxido vaya a la atmósfera. Lo tenemos bien medido”.

Su equipo más cercano está compuesto por amigos, pero asegura que las cosas entre ellos están bien delimitadas. Concede mucha importancia a la planeación estratégica. “Me he hecho millonario varias veces en Excel, pasar de tus argumentos a la realidad es otra cosa. Todo el tiempo tienes que estar vendiendo, no puedes ser un emprendedor si no te gustan las ventas”.

Uno de sus grandes aliados para crear Dertek, además de su hermano y socio capitalista, es el IPN, con cuyos investigadores tiene una relación cercana. Sin embargo, se aventura a proponer un cambio: deberían cambiar las reglas, permitir que el científico que descubre, por ejemplo, un nuevo material para celulares, sea parte de la empresa que lo comercialice.

Ventajas del biocombustible

  • En estado puro, no produce azufre.
  • Al no producir bióxidos de azufre, no genera lluvia ácida.
  • Las partículas de 5 micras se reducen en alrededor de 50%.
  • No genera ningún compuesto aromático

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario