Seleccionar a distancia, habilidad esencial para Recursos Humanos

Al nuevo escenario que experimentan las organizaciones derivado de la contingencia, se suma el reto de una práctica que se generaliza considerablemente: seleccionar a distancia.

Conocer y evaluar a una persona sin estar frente a frente comienza a convertirse en una habilidad esencial para los profesionales de Recursos Humanos, sobre todo a partir de la diferencia que marcan las herramientas tecnológicas y del incremento del trabajo remoto o distribuido, ya que para las empresas se ha ampliado el área geográfica de contratación.

En una entrevista de trabajo de forma remota, lo más recomendable es no dejarse influir solo por las sensaciones que despierta la persona. Algunas claves que pueden ser de ayuda para evitar cometer errores en los procesos de selección son:

No prescindir de las videoconferencias

Los candidatos prefieren ver al responsable de la contratación y es fundamental para el proceso que ambas partes puedan hacer todas las preguntas que surjan. En este caso, es más importante la calidad de la conexión que la herramienta a emplear. Es necesario estar dispuesto a mostrarse comprensivo, por los imprevistos que pueda haber en comparación con una entrevista presencial.

Utilizar cuestionarios de precalificación

Es de gran ayuda poner a prueba a la persona que se postula al puesto con el desarrollo de un caso concreto. Preguntas sobre su conocimiento de la empresa, la manera en que llevaría un proyecto determinado, analizar su razonamiento y la manera en que gestiona las prioridades, son completamente válidas, así como una prueba de personalidad con el fin de determinar de manera objetiva si la persona tiene las características fundamentales necesarias para el puesto.

Involucrar a los equipos de trabajo

Es recomendable obtener diversas opiniones sobre el candidato para asegurarse de que se pueda integrar y adaptar correcta y rápidamente a la cultura de la empresa. No importa si es necesaria una segunda o tercera entrevista virtual. La atención y el tiempo dedicado al candidato refuerzan la marca como reclutador, ya que la persona que se haya postulado a la vacante tendrá la sensación de haber sido escuchada.

Promover la marca empleadora

La entrevista a distancia ofrece ciertas ventajas con respecto a fórmulas más tradicionales. Se puede compartir información por chat, como, por ejemplo, enlaces a los valores de la empresa, sus productos, sus procedimientos internos, etc. El carácter interactivo de este formato de entrevista puede compensar la relativa frialdad del formato tradicional.

Acordar una reunión física para formalizar la firma del contrato de trabajo

La posibilidad de descubrir a sus futuros compañeros, aunque lleven mascarillas, el ambiente y las instalaciones, ratificará definitivamente el deseo del candidato de trabajar para la empresa. Y si esto no es posible, existen soluciones tecnológicas de firma digital para firmar el contrato y para llevar a cabo el proceso de “OnBoarding” para una correcta incorporación y aceleración al máximo de su integración.

Maribel Cano, Latin America Marketing Manager de Meta4 A Cegid Company, empresa líder de soluciones tecnológicas en la nube para la gestión de Recursos Humanos

Imagen: