Por qué en México muchas mipymes no crecen y algunas pueden terminar en la quiebra

Si bien es cierto que muchas micro, pequeñas y medianas empresas son exitosas sin trabajar precisamente bajo planes previamente establecidos, en los tiempos actuales donde reina la incertidumbre, cada vez es más importante que quienes dirigen las empresas cuenten con conocimientos elementales sobre finanzas que les permita realizar una adecuada planeación y gestión de los recursos.

Alrededor del 45% de las empresas que fracasan, llegan a esas instancias por falta de planeación y escasos conocimientos para realizar un análisis de la situación pasada, presente y para el establecimiento de medidas adecuadas para un futuro promisorio.

Es importante para cualquier empresa, trabajar sobre planes previamente establecidos que permitan racionar los gastos, impulsar los niveles de ventas y tomar decisiones fundamentadas para no ir como un barco a la deriva.

La aplicación de indicadores de análisis financiero que permitan conocer sobre liquidez, ciclo operativo, rentabilidad, endeudamiento y productividad, debe ser una herramienta de uso constante ya que es como un termómetro que permite conocer el estado de salud financiera en el que se encuentra la empresa.

De igual manera, una adecuada gestión del capital de trabajo juega un papel muy importante en la generación de valor de las empresas, y las mipymes tienen que esforzarse aún más en este sentido, ya que al contar con recursos limitados se vuelve más complejo encontrar un equilibrio entre la rentabilidad y el riesgo.

Aunque existe escases de fuentes de financiamiento para este sector, el conocimiento de las alternativas disponibles y sus características, se vuelve sumamente relevante si se pretende tener un crecimiento.

Por lo tanto, es importante fomentar una educación financiera en las empresas, garantizando que las decisiones se tomen con pleno conocimiento de causa y atendiendo a los efectos que tendrán. De esta manera se dan pasos firmes hacia un crecimiento sostenido.

Recordemos que las mipymes en México se han convertido en un sector sumamente importante para la economía del país, ya que aproximadamente el 72% de la fuerza laboral está contratada por estas empresas. De tal suerte que un crecimiento en este sector empresarial, se traducirá en una importante generación de empleos, es por eso que, desde mi perspectiva, no se debería escatimar en apoyos económicos y capacitación para fortalecer este sector.

Una adecuada educación financiera para quienes dirigen y toman las decisiones en las empresas se ha vuelto un tema sumamente relevante que no se debe pasar por alto, ya que esto contribuirá a que se tomen decisiones conscientes y se den pasos firmes, lo que se traduce en una mayor productividad, rentabilidad y acceso a mejores fuentes de financiamiento que permitan aprovechar las oportunidades que se presentan en el mercado.

No obstante, la educación financiera no sólo debe promoverse para quienes toman decisiones empresariales, sino también para el resto de los empleados, lo que ayudará a mejorar sus finanzas personales.

Un empleado que cuenta con los conocimientos suficientes sobre mecanismos de ahorro, inversión, crédito y adquiere la formación necesaria para gestionar adecuadamente sus recursos, tendrá una tranquilidad económica que se reflejará en su trabajo, traduciéndose en una mayor productividad en la empresa.

*El autor: Silvia Noemí González Muñoz, Asesora Profesional en Riesgos y docente de la Escuela Bancaria y Comercial