Las pymes, proveedoras del gobierno

Foto: Getty Images

Permite que las pequeñas empresas se desarrollen, aseguren su flujo de efectivo y se mantengan con vida

Según cifras de la Secretaría de Economía, 99% del total de empresas que operan en México son micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), las cuales generan una gran fuerza laboral y contribuyen con más de 50% del PIB, así queda clara su importancia en la economía nacional.

Sin embargo, otro dato a considerar es que la mayoría de estas empresas no sobreviven a más de dos años de vida y son altamente riesgosas para el sector bancario, además de que son muchos los retos a los que se enfrentan en un mercado altamente competitivo y en grave crisis.

La implementación de programas que permiten apoyar —ya sea con créditos, capacitación o promoción— a este tipo de empresas, son medidas que tienen como principal objetivo motivar e incentivar su inversión y crecimiento, asegurando sus flujos de efectivo y así mantenerse vivas para que sigan aportando dinamismo a la economía nacional.

Por otro lado, elgobierno federal destina grandes cantidades de recursos públicos en las compras necesarias de todas sus dependencias, celebrando muchos contratos con empresas que se convierten en sus proveedores por medio de licitaciones y concursos.

Surge así una estrategia gubernamental que tiene como propósito transparentar y hacer eficiente el proceso de adquisición y la asignación de contratos a empresas que cumplan con los requisitos establecidos para que se puedan convertir en proveedoras del gobierno. Con esto se pretende combatir el gran problema de corrupción y hacer partícipes de este proceso a todos aquellos que estén interesados en 
venderle algo al gobierno.

Para lograr lo anterior, se lanzó una plataforma electrónica llamada CompraNet, la cual es una herramienta que sirve para controlar una gran base de datos de empresas que son candidatas a poder satisfacer las necesidades de consumo de las múltiples dependencias del gobierno con algún producto, bien o servicio.

De esta manera se hace más eficiente el manejo y destino de los recursos del gobierno; además de hacerlos más transparentes con el afán de que esta estrategia sea extensiva y sirva de apoyo para que las mipymes logren desarrollarse y el gobierno sea su principal cliente.

Para esto deben ser candidatas idóneas y cumplir con los requisitos establecidos; entre ellos, ser empresas formales que contribuyan en el desarrollo del país, que generen más empleos y que continúen siendo el soporte sólido de la economía nacional.

*El autor es especialista en Finanzas y docente de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

CRÉDITO: 
Ángel Méndez Mercado*