Coaching para el éxito en las mipymes

Foto: Archivo/El Economista

Identifica tu verdadera motivación y la de tus colaboradores y comienza a vivir el éxito

Alguna vez ha pasado por tu mente la pregunta ¿Por qué mi empresa no me provee de los rendimientos esperados, por qué no tengo éxito, porque simplemente no me siento 100% satisfecho con los resultados de cada día si cuento con: recursos financieros y de tecnología de la información suficientes; control interno adecuado; personal capacitado; uno o más productos estrella; altas ventas; cartera de clientes; capacidad instalada suficiente y bien ubicada para el desarrollo de mis actividades empresariales; permisos, altas y autorizaciones gubernamentales; cumplo con mis obligaciones fiscales y, en general, soy un empresario honesto, responsable y comprometido?

La respuesta, según mi creencia, se encuentra dentro de ti y no conozco alguna asignatura universitaria que se llame “La respuesta está dentro de Mí” que te permita resolver éstas y otras tantas preguntas que surgen día a día acerca de lo que no te permite alcanzar tus metas. Basada en lo anterior, te propongo que utilices el coaching en su persona y en tu empresa para que logres el éxito deseado.

Comenzaré por describir el significado del Coaching según dos autores que se apegan al contexto y objetivo que persigo transmitir en este artículo: Según Arturo Orantes, el Coaching, “es un mecanismo para que las personas logren resultados extraordinarios para su beneficio y el de la comunidad”; según Jhon Whitmore, “consiste en ayudar a una persona a pensar por sí misma, a encontrar sus propias respuestas, a descubrir dentro de sí su potencial y su camino al éxito” y en términos coloquiales, es un entrenamiento y como tal, se requiere que adopte una rutina, disciplina y constancia.

A continuación te comparto la Rutina No. 1 de tu entrenamiento de coaching empresarial para que realices un viaje a tu interior y contestes las siguientes preguntas:

¿Para qué forme la Empresa?, ¿Cuál es mi verdadera motivación?

Con honestidad contesta si fue para obtener:

  • a) Seguridad: ¿de qué tipo o con respecto a qué?
  • b) Variedad: ¿estoy buscando nuevas aventuras, experiencia o desafíos?
  • c) Significado: ¿Deseo éxito, sentirme importante, valioso y reconocido?
  • d) Conexión: ¿Qué quiero dar y recibir de las personas que me rodean? ¿quiero sentirme amado o útil?
  • e) Crecimiento: ¿Quiero tener un equipo?, ¿Reclamo de mí lo mejor y me acondiciono para ser el mejor jugador del equipo?
  • f) Contribución: ¿Quiero retribuir a la sociedad lo que la vida me ha dado?, ¿Quiero compartir mis conocimientos y todo lo que tengo y soy para crear un mundo mejor?

Seguramente encontraste que por todas las motivaciones anteriores formaste tu empresa, y está perfecto, ya que todas ellas son inherentes al ser humano. Las primeras cuatro tienen que ver con necesidades personales y las últimas dos tienen que ver con la conciencia. Ahora te pido que le asignes a cada una de ellas el nivel de importancia que tienen, numerándolas del 1 al 6, siendo 1 la que consideras más importante.

Posteriormente, pregunta a todos sus colaboradores ¿para qué trabajan en tu empresa? y ¿cuál es su verdadera motivación? Y pídeles que hagan lo mismo que hiciste en la pregunta No. 1.

Ahora que has identificado cuál es tu verdadera motivación y la de tus colaboradores, enfoca tus acciones a la satisfacción de tus dos primeras necesidades y comenzarás a vivir el éxito.

En la siguiente entrega te compartiré la Rutina No. 2.

*La autora es Integrante de la Comisión de Desarrollo de Investigación de Información Contable – Sur, del Colegio de Contadores Públicos de México

CRÉDITO: 
CP y Coach Mayra Rocío Vázquez Vargas*