Cárgate de energía esta Navidad

Foto: Cortesía

Haz del ponche navideño tu bebida favorita esta temporada

Desde que lo empiezan a servir, sus aromáticos vapores, despiertan el ánimo festivo, y es que el ponche, se ve, huele y sabe a Navidad. Seguramente en las posadas y la noche del 24 de diciembre habrá de estar presente en nuestra, emotiva y fraternal cena navideña.

Los ingredientes

Vamos incorporando en la ponchera virtual de “El Empresario”, los ingredientes, empecemos por las vitaminas. El tamarindo, el tejocote, el membrillo, la guayaba, la manzana y la naranja, aportan, cantidades variables, de vitamina “C”. Además, la guayaba, también contiene vitamina “A”. Y la manzana, nos obsequia, vitamina “C”, y vitaminas “A” y “E”.

Utilidades de la vitamina “C”

Cuando sorbo a sorbo paladeamos el ponche navideño, además de disfrutar su sabor, asimilamos vitamina “C”. Esta importante vitamina, ayuda a que nuestras defensas orgánicas sean más eficientes y eficaces, para defendernos de las infecciones invernales. Otro de sus aportes es que nos alejan de las anemias por deficiencia de hierro, ya que esta favorece su absorción. Ahora, regresando a la época invernal, otro de sus beneficios es su invaluable auxilio en el cuidado de la piel que suele sufrir con el frío.

Antioxidantes para todo el año

Este néctar decembrino, es fuente natural de antioxidantes, ya que, el tejocote, la jamaica, la guayaba, la manzana y las ciruelas pasas, contienen -cantidades variables- de beta-caroteno y compuestos fenólicos, Si los consumimos con regularidad, evitan el daño y envejecimiento de nuestras células, incluso contribuyen para que nuestro cerebro se mantenga saludable, y aunque los años pasen, conservaremos un adecuado funcionamiento del pensamiento, aprendizaje y memoria. Además, los antioxidantes, nos apoyan para prevenir enfermedades del corazón, la circulación, el cerebro y otros padecimientos crónico-degenerativos.

Que no falte el Ácido Fólico

El ácido fólico, que también está presente en las frutas que hemos mencionado, participa en la formación de los glóbulos rojos e interviene en la fabricación de nuestro material genético. También colabora en el adecuado funcionamiento celular y favorece el crecimiento de los tejidos. Y, algo muy importante, este ácido, antes y durante el embarazo, previene defectos congénitos en el cerebro y la columna vertebral de los bebés.

Calor de hogar, calor para el cuerpo

Esta calientita bebida, nos entrega otros nutrientes a nuestro organismo: Calcio, Magnesio, Potasio, Hidratos de carbono, y Niacina. Estas substancias colaboran para el correcto funcionamiento de todos nuestros órganos.

Aún en Navidad, es muy sabio ser moderados

En ciertos casos debemos actuar bajo consejo médico o nutricional. Sobre todo por los Hidratos de Carbono y el Potasio, que contiene el ponche Si padecemos diabetes, enfermedades del riñón, sobrepeso u otras situaciones médicas, es mejor consultar a los profesionales de la salud para que nos digan como debemos balancear los alimentos diarios y que no nos quedemos sin tomar esta bebida en compañía de los seres con los que más disfrutamos.

El ponche con “piquete”

Cuando el alcohol está presente, también arriban las enfermedades, los accidentes, las discusiones, la violencia y otros inconvenientes, podrían arruinar la convivencia de la noche más venturosa del año.

Queridas lectoras y lectores, quien esto escribe, les desea una “Noche Buena” que cubra todas sus necesidades, que no falte nada en su mesa, una Navidad muy espiritual para que prodiguen buenos deseos y luces de esperanza a quienes les estiman, quieren y aman. Apreciados empresarios, ¡Feliz Navidad!

CRÉDITO: 
Daniel Alcaraz Aguilar*