BYOD, una ventaja competitiva para pymes

Foto: Especial

Deben buscar proveedores que las ayuden a soportar la carga TI, sin problemas

El año pasado IDC informó que por vez primera se embarcaban más dispositivos sin puertos Ethernet que con ellos. Mientras que todos esperamos y nos preparamos para esta avalancha de movilidad inalámbrica en las empresas, los gerentes de sistemas enfrentan más dificultades que nunca. ¿Les será suficiente el ancho de banda?, ¿qué dispositivos aparecerán en su red? Un administrador de TI debe prepararse para recibir un número indeterminado de dispositivos en su red, que compartirán ancho de banda y con ese mismo número de recursos, asegurar que su red es segura y de alto rendimiento.

Lo anterior es la base de lo que se conoce como BYOD (siglas en inglés de Bring Your Own Device), situación en la que los usuarios llevan sus propios dispositivos al trabajo y de esa manera, mejoran la productividad y la movilidad. Esta filosofía se contrapone a la preocupación de que estos dispositivos pueden no ser seguros, también a que los trabajadores se pueden distraer por las distintas aplicaciones ajenas al trabajo y, sobre todo, que se generaría una carga abrumadora de trabajo al personal de sistemas para solucionar los problemas con el equipo no administrado.

Para cualquier empresa es importante contar con la infraestructura que soporte la práctica del BYOD y con herramientas que permitan mantener la operación del negocio sin riesgos, bajo condiciones de un ambiente seguro.

Es así que las organizaciones -principalmente las pymes- deben buscar un proveedor de soluciones de red que sea su socio de negocios y que les ayude a lograr esta meta sin mayores complicaciones.

Una vez que llegan a la red, ¿qué se hace con esos dispositivos?, ¿qué características y funcionalidades se deben buscar para asegurarse de que una vez que los usuarios conectan sus dispositivos, se garantiza la seguridad, privacidad y productividad? Primero se debe presentar un informe sobre cumplimiento con la seguridad, lo que certificará que los dispositivos pueden utilizar los servicios disponibles y activos, y se limite a los que no deben acceder. Así, se implementará exitosamente el BYOD.

Finalmente, un equipo de fácil configuración, con una interfaz amigable y fácil de instalar, siempre serán ventajas competitivas de cualquier fabricante, cualidades muy apreciadas por las empresas donde no siempre se cuenta con personal de Tecnologías de la Información (TI) y donde los ahorros, reducción en los gastos de infraestructura y operación son una ventaja competitiva.

*El autor es director de TP-LINK México

[email protected]

CRÉDITO: 
Anthony Liu*