Se buscan empresarias que quieran exportar a Canadá

Las condiciones del país favorecen la inserción de pymes mexicanas. Foto: Especial

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) son la columna vertebral de la economía mexicana, por lo que es importante impulsarlas, sobre todo en el tema de la exportación; sin embargo, esto representa un gran desafío, especialmente para los negocios que son liderados por mujeres.

Aunque la participación de pymes exportadoras ha crecido en los últimos años, que de acuerdo con datos de TGC Global Commerce, este año podrían aumentan de un 15 a 20%, la cifra sigue siendo baja. Además, solo 15% son de mujeres que exportan periódicamente hacia regiones como Estados Unidos, Europa y Asia, revela la Radiografía de la participación de las mujeres empresarias de la Alianza del Pacífico en el comercio exterior.

La falta de información sobre como ser una pyme exportadora es una de las principales razones por las que las mujeres tienen poca presencia, pues solo 4% han participado en proyectos de rueda de negocios y pocas han recibido capacitación en comercio exterior.

De igual manera, seis de cada 10 empresarias no saben o no tienen la información completa sobre créditos o programas de gobierno.

Ante esto, es vital dar a conocer la oferta en otros países para hacer negocios. Ejemplo de ello es Canadá, cuya economía es estable, con un endeudamiento menor que otros países, con apoyos a los negocios y con gran oportunidad de crecimiento.

Marie-France Paquet, economista en jefe y directora general de la Oficina de Análisis Comercial del Ministerio de Asuntos Mundiales, Canadá, explicó que la economía canadiense se basa en los recursos naturales, aunque los servicios están creciendo mucho, y a pesar de todos los inconvenientes que ha dejado la pandemia, el país tiene adecuadas condiciones financieras que garantizan seguridad a la llegada de pymes mexicanas.

Durante la segunda edición de Mujer Exporta MX, cuyo objetivo es aumentar la presencia de mujeres líderes de pymes que exporten a través de mentorías, talleres y mesas de negocios, manifestó que las pymes en Canadá representan 97% de los negocios totales, por lo que saben la importancia de impulsar a este sector de negocios.

“De las pymes que tenemos, solo 12% exportan, lo que también trabajamos por mejorar. Tenemos confianza que para 2021, la economía canadiense sea bastante buena, entonces podremos invitar a invertir y también hacerlo hacia afuera”, dijo.

¿Qué busca Canadá?

Las empresas que decidan ser exportadoras de Canadá, deben tomar en cuenta diversos factores para tener éxito.

Jacqueline Márquez Rojano, Titular de la Agregaduría Comercial de la Secretaría de Economía en Canadá/Apertura, expuso que lo primero es conocer a los habitantes y sus hábitos. Por ejemplo, el consumidor canadiense está muy bien informado, investiga muy bien antes de comprar, compara precios y se preocupa mucho por la experiencia en la fase posventa.

De igual manera, son compradores más conscientes porque buscan empresas que sean responsables, que no dañen el medio ambiente y la salud, sean incluyentes en todos sus procesos, tengan responsabilidad social y ayuden a diferentes sectores, por ejemplo, los productores o diversas causas. Por ello, prefieren compras relacionadas a estos temas aunque tengan que pagar dólares de más, tendencia que seguirá a la alza.

Por su parte, Alma Farías, Trade Partners, miembro del Consejo y vicepresidenta de Proyectos Estratégicos- OWIT Toronto, mencionó que entre los sectores con mayor oportunidad en Canadá son los de vegetales y frutas, donde México es el segundo principal proveedor con 14% que genera una derrama de 2.259 mil millones de dólares.

Los alimentos procesados es otra área en donde México se posiciona en el sexto lugar con 2% con una derrama de 626 millones de dólares.

La tercer área a considerar es la de prendas de vestir, donde Mexico desciende al noveno lugar de los principales proveedores con una participación del 2% y una derrama de 242 millones de dólares.

“El impacto Covid provocó un mayor interés en ventas de menudeo en categorías como alimentos, complementos nutricionales, productos orgánicos, artículos del hogar y decoración, cuidado personal, artículos deportivos y electrónicos. Se espera que éstas sigan creciendo. Los más afectados fueron ropa, zapatos y joyas, de lo que también se espera una recuperación aunque más lenta”, manifestó.

Resaltó que la esperanza en Canadá es seguir propiciando las importaciones, lo que se logrará con el crecimiento del PIB en 6.75% y el valor del dólar canadiense.

¿Cómo exportar?

Alma Farías mencionó que para comenzar a exportar y tomando en cuenta las tendencias observadas, primero hay que adecuar el producto a la demanda del mercado y sus regulaciones; obtener las certificaciones de calidad internacionales como HACCP, ISO, Global GAP, entre otras; y tener una presencia digital.

De igual manera, hay que establecer un sistema eficiente de distribución y logística, ya que este tema es uno de los principales obstáculos que impide exportar, debido a los costos o no tener una adecuada relación.

También hay que designar a un responsable de la marca, prestar atención al idioma y la cultura, y lo más importante, afiliarse en asociaciones del sector y participar en ferias.

El camino para convertirse en pyme exportadora no es sencillo y ante el problema de la falta de información, hay asesores como la Oficina de Facilitación del comercio con Canadá (TFO Canadá), cuyo objetivo es facilitar el acceso de las pymes exportadoras al país.

“Traemos a las pymes exportadoras a diferentes lados para que se familiaricen con el mercado en Montreal, Toronto y Vancouver, los mercados de importación más importantes, para que visiten tiendas, se reúnan con agentes y representantes de sectores para que tengan una percepción más realista para saber cómo presentar su producto, los precios, entre otros”, expuso Márquez Rojano.

Márquez manifestó que entre las labores que realizan está hacer estudios de ingreso al mercado para las empresas que tienen el potencial para el mercado canadiense, además que realizan ruedas de negocios con clientes en el país.

“La idea es conectar a esa pyme exportadora con un comprador, coordinamos reuniones virtuales con la empresa o hacemos ferias virtuales, dependiendo dónde se esté trabajando”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario