Panamá y El Salvador, socios potenciales de Querétaro

Foto: Especial

Querétaro, Qro. En la búsqueda de establecer relaciones comerciales con países de Centroamérica, Panamá y El Salvador se encuentran entre las naciones con potencial para estrechar lazos con Querétaro.

El presidente de la Comisión de Comercio Exterior de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Querétaro, Sergio Nava, destacó que hay potencial para impulsar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) en exportar hacia Centroamérica.

“La idea es apoyar a la pyme para diversificar productos, tenemos el T-MEC con un capítulo nuevo de pymes; y no sólo para Estados Unidos, porque firmamos un convenio con la cámara binacional de Costa Rica para impulsar el intercambio comercial, vamos a tratar de hacerlo en la región, por medio de cámaras binacionales de la región de Centroamérica, para exportar desde productos hasta servicios, así como tecnología”, expuso.

En tanto, el presidente de la Cámara Salvadoreña-Mexicana de Comercio (Casalmex), Sergio Mandujano, planteó hacer una misión comercial de empresas queretanas hacia El Salvador, así como generar alianzas entre organizaciones empresariales de ambas localidades.

Al tener El Salvador una economía dolarizada, acotó, se convierte atractivo para vender en dólares los productos que en México se producen a base del peso.

“Es un país con una alta distribución de su ingreso en la parte de bienes de consumo, donde podemos ver que 71% de su PIB se gasta en bienes de consumo, estamos hablando de un país de 20,000 kilómetros cuadrados, que es semejante a la superficie de Estado de México, pero más allá de ello, uno de los motores de la economía son las remesas de ciudadanos salvadoreños que se fueron a radicar a Estados Unidos, (...) y se volvieron un fuerte componente, remesan 5,000 millones de dólares al año, cuya mayor parte se va al consumo”, explicó.

El miembro del Consejo Ejecutivo de la Unión de Cámaras Binacionales México-Centroamericana (Ucabicimex), Armando Martín, destacó el ambiente de negocios de Panamá, y que se centran en actividades terciarias.

México importa de Panamá aceites esenciales, pescado, conservas de carne, entre otros productos; mientras que México vende a Panamá 3.2% de sus exportaciones, contra 4.8% de las importaciones panameñas; por tanto, agregó, hay amplias oportunidades para reforzar el intercambio comercial.

Hay una gran oportunidad para que México mire con ojos diferentes a Panamá. También exportamos de México automóviles, medicamentos”, expuso.

Infraestructura

Como medida para contrarrestar las afectaciones de la pandemia por Covid-19, agregó Armando Martín, el país apuesta por el desarrollo de infraestructura, lo cual podría ser atractivo para empresas mexicanas que deseen instalarse en aquella nación.

Planteó el potencial de Panamá para de ahí ingresar a otros mercados de la región, como Cuba, Colombia, Costa Rica, Jamaica e incluso a México. Añadió que cuenta con un importante tráfico marítimo y aéreo que permite que desde Panamá se haga negocio hacia toda la región.

“En Panamá son 4.5 millones de habitantes y las estrategias deben de ir en función de eso. Hay errores que las empresas han cometido, muchos empresarios venezolanos que han visto a Panamá con una visión muy distorsionada con respecto a sus países y no han dimensionado bien el tamaño de este mercado. Sin embargo, Panamá es el trampolín para hacer negocios con toda la región”, refirió.

El empresario ahondó que el país es atractivo para empresas extranjeras, debido a que, dijo, cuenta con un mercado doméstico con potencial de crecimiento; clima de negocios positivos; regulaciones favorables; sólido sector financiero, y una economía orientada a servicios.

CRÉDITO: 
Viviana Estrella / El Economista