Kavak, el unicornio mexicano se expande a Chile, Colombia, Perú y Turquía

La startup invertirá 180 millones de dólares en la expansión. Foto: Especial

El unicornio mexicano Kavak se expandirá a tres países de Latinoamérica y confirmó su llegada a Turquía, con lo cual inicia operaciones en el continente asiático. La llegada a estos países es acompañada con una inversión de 180 millones de dólares.

Los países latinoamericanos son Chile, Colombia y Perú, donde la startup invertirá 120 millones de dólares y contratará a más de 300 personas. Además, establecerá centros de reacondicionamiento vehicular.

Federico Ranero, director de operaciones de Kavak que señaló que “el desembarco en estos cuatro países reafirma la fortaleza financiera y de negocio que tenemos como empresa. La solución que estamos construyendo es compleja y precisa mucho input, capital y tiempo de implementación, pero avanzamos con paso firme en Latinoamérica y en el mundo. Hoy Kavak está más sólido que nunca”.

En el caso de Turquía, en el continente asiático, donde Kavak adquirió a la empresa Garaj Serpeti, la compañía adoptará el nombre comercial Carvak y planea realizar una inversión de 60 millones de dólares con el fin de procesar también 3,000 automóviles por mes.

Ranero relata que cuando Carlos García Otatti, el fundador de la compañía, decidió comenzar a emprender en el negocio de los vehículos usados, el mapeo de mercados que realizó arrojó que los dos países más atractivos para este sector eran México y Turquía, tanto en términos de tamaño y tecnología como de oportunidad de crecimiento.

“La expansión a los tres países de Latinoamérica nos permite llegar al 80% del mercado de autos usados en la región y la llegada a Turquía es un acto sin precedentes para una startup mexicana”, dijo Federico Ranero en entrevista con El Economista.

El ejecutivo admite que Turquía es un mercado particular, con un ambiente inflacionario extremo (en junio de 2022 el país alcanzó una inflación interanual de 78.6%), donde la oportunidad de la empresa radica en que la población encuentra en los vehículos una forma de resguardar el valor de sus activos frente a la depreciación de la lira turca, la moneda nacional.

“Encontramos una oportunidad para que mucha gente pueda capitalizarse a través de un auto, es decir, obtener liquidez a través del mismo”, dijo Ranero sobre la operación turca, donde la compañía ya cuenta con 15 centros de atención y un centro de acondicionamiento en la capital, Estambul, donde ya cuentan con 1,000 autos en inventario.

La clave está en el modelo de negocio

En Latinoamérica y otros países en vías de desarrollo, el 90% de las transacciones ocurren entre particulares, provocando que 40% de los procesos de compra-venta registren algún tipo de irregularidad. Bajo esta situación, menos del 10% de las ventas de automóviles seminuevos reciben financiamiento, debido a la falta de transparencia y seguridad en las transacciones.

El modelo de Kavak ha revolucionado el negocio tradicional de autos seminuevos, al crear un modelo que garantiza seguridad y confianza que controla todas las etapas del proceso, desde la inspección de cada auto, la compra, reacondicionamiento, venta del vehículo, garantía y servicios post-venta, además de desarrollar una herramienta financiera que utiliza algoritmos de datos e IA para calcular la capacidad de pago de los usuarios, y así romper las barreras del acceso al financiamiento para la compra de un automóvil.

A menos de un año de consolidar su operación en Argentina y de anunciar su llegada al mercado brasileño, Kavak duplica su alcance operativo aumentando su presencia a siete países.

“En Kavak avanzamos firme en nuestro propósito de convertirnos en la empresa de auto seminuevos más grande del mundo. Sabemos que podemos replicar el modelo de negocio que hemos construido en Latinoamérica, además de que, establecer nuestra infraestructura en países en vías de desarrollo, sin duda alguna contribuirá a impulsar las economías locales y al crecimiento de la clase media en los territorios donde operamos”, apuntó.

*Con información de Rodrigo Riquelme

CRÉDITO: 
Redacción