Franquicias, vulnerables a fraude y secreto industrial ante nuevas regulaciones del T-MEC

Foto: Especial

Con la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y la Ley de Protección Industrial (LFPPI), expertos aseguran que las franquicias corren riesgos de fraude, apropiación de la imagen y vulneración del secreto industrial.

Ante este panorama, las franquicias deberán revisar y actualizar sus contratos en materia de Propiedad Industrial para reforzar la protección de los activos que dan valor a su franquicia, señalan expertos de ClarkeModet,

Las franquicias son una buena opción para los emprendedores que buscan abrir su primer negocio. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Franquicias, existen 1,500 marcas de franquicias, de las cuales 84% son nacionales, generan más de 700,000 empleos formales y se prevé que para este 2020 el incremento sea de alrededor del 7 por ciento.

A pesar de este panorama positivo, desde el ámbito de la propiedad intelectual se advierte que con el T-MEC, y con la nueva Ley Federal de Protección de la Propiedad Industrial, los franquiciatarios deberán hacer uso de la tecnología para proteger sus activos.

Para salvaguardar el secreto industrial de una empresa, los franquiciatarios pueden optar por la protección con Blockchain, una solución tecnológica a través de la cual se protege la información encriptándola con códigos alfanuméricos y registro de huella digital.

ClarkeModet dice que las franquicias también se pueden acerca con especialista que les ayude a implementar herramientas como la Inteligencia y vigilancia tecnológica a fin de hacer un análisis riguroso de toda la información relevante, tanto del negocio que se quiere convertir en franquicia, como del sector en el que se pretende incursionar; al tiempo que brinda a los emprendedores el conocimiento oportuno y actualizado de los desarrollos y avances más novedosos de su sector en una región y tiempo determinados, de manera que sea posible establecer estrategias de negocio orientadas de manera adecuada.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario