Cultura patriarcal, discriminación y poca capacitación, obstáculos para que las mujeres exporten

Nadine Gasman, presidenta de Inmujeres durante la segunda edición de #MujerExportaMX. Foto: Especial

Para emprender no se requiere grandes cantidades de dinero, solo querer hacer las cosas, entonces ¿Qué evita que las mujeres emprendan o que exporten? De acuerdo con Nadine Gasman, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), los obstáculos están en el contexto, por ello se requieren iniciativas que impulsen el emprendimiento femenino.

“En este recorrido (impulso a las mujeres emprendedoras) nos han demostrado que no tienen miedo a fracasar y por el contrario, confían en sus capacidades, los obstáculos están más en el contexto que en ustedes mismas”, señaló durante la presentación de la segunda edición de Mujeres Exporta.

Detalló que con este tipo de programas que brinda capacitación, mentorías y herramientas para el negocio, se logran vencer los desafíos en el entorno y se podría aumentar razonablemente el número de mujeres con presencia internacional.

Por ello #MujerExportaMX busca expandir las oportunidades de exportación no solo en el marco del T-MEC con Estados Unidos y Canadá, sino también en los del mercado del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT), como son Australia, Japón y Nueva Zelandia.

En ello también coincidió Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Publico, quien destacó que existe evidencia que al tratar de mejorar las capacidades básicas de las mujeres empresarias (que tengan reglas básica de contabilidad, un plan de negocio), aumentan las utilidades entre 30 y 39% y disminuyen los costos de manera importante.

¿Qué detiene la exportación?

A nivel regional, las mujeres empleadoras siguen siendo un porcentaje muy bajo, apenas 3.5% del empleo femenino total, de acuerdo con datos de la Cepal y “las mipymes lideradas por mujeres son castigadas en el comercio internacional, derivado de los patrones culturales, patriarcales y discriminación que limitan sus oportunidades”, precisó Gasman.

Además, según datos de la Radiografía de la participación de las mujeres empresarias de la Alianza del Pacífico en el comercio exterior de 1,933 empresarias encuestadas, sólo 15% exporta periódicamente, la mitad de estas lo hacen a Estados Unidos y son pocas las que destinan sus exportaciones a Europa y Asia.

Además, 83% de las empresas exportadoras afirma tener personal capacitado para realizar las operaciones de comercio exterior y que habla inglés, es decir están preparadas, Asimismo, México tiene el porcentaje de capacitación más alto, con 93% de las empresas con personal preparado para la exportación.

Sin embargo, las mujeres enfrentan diversas barreras, seis de cada 10 mujeres empresarias no saben o no tienen la información completa sobre créditos o programas de gobierno y solo 4% han participado en proyecto de rueda de negocios y pocas han recibido capacitación en comercio exterior.

Pero también hay otros problemas, como la dificultad de conseguir socios comerciales confiables en otros países, acceso limitado a financiamiento y la falta de construir redes de apoyo e información sobre los requisitos de importación y exportación.

Por ello es necesario hablar de autonomía económica para las mujeres de forma sostenible e inclusiva sin dejar de lado la importancia de la perspectiva de género y fomentando la participación de las empresarias en este tipo de plataformas que buscan ser parte de la transformación de un sistema económico igualitario.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario