E-commerce y nuevos mercados, opción de empresas exportadoras ante Covid-19

El impacto de la pandemia obligó a las empresas más afectadas a actualizar sus canales de venta. Foto: Shutterstock

El 74% de las mipymes de América Latina y el Caribe comenzaron a usar la venta en línea como canal de exportación

La crisis ha impactado en las empresas, en el caso de las exportadoras, ocho de cada 10 disminuyeron sus exportaciones hasta 30% desde que inició la pandemia; sin embargo, han tomado medidas para amortiguar el impacto.

La apertura de nuevos mercados y el uso del comercio electrónico son algunas de las medidas que tomaron estas compañías de Latinoamérica.

De acuerdo a la encuesta “Buscando comprender el nuevo ADN exportador”, realizada por el Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), 17% de las empresas exportadoras optó por buscar nuevos destinos, 15% usó el e-commerce como alternativa, 14% diversificó productos y 10% optó por la reducción de costos laborales.

El estudio, realizado entre el 7 de mayo y el 1 de junio de 2020, a 532 micro, pequeñas, medianas y grandes empresas de 25 países de América Latina y el Caribe, también señala que 90% de las empresas exportadoras implementó home office, aunque la mayoría tiene menos del 60% de los empleados en esta modalidad.

Asimismo, el BID detalla que las ventas disminuyeron por falta de oferta y demanda de productos, al tener que cerrar temporalmente para atender los lineamientos internacionales y detener la propagación del Covid-19. Asimismo, el incremento en la logística internacional y nacional, problemas en la cadena de pago y dificultades en el abastecimiento de insumos.

E-commerce

La pandemia ha incentivado que más empresas usen el e-commerce; actualmente cinco de cada 10 compañías lo implementan, de las cuales 74% empezó a utilizar este canal para la venta de sus exportaciones desde que empezó el confinamiento. Además, 44% que no lo usa, señala que lo hará pronto.

“El impacto de la pandemia obligó a las empresas más afectadas a actualizar sus canales de venta. Dentro de las que reportaron comenzar a utilizar el comercio electrónico en este contexto, 64% ha sufrido una caída de exportaciones de más del 30%”, dice el estudio.

Sin embargo, aún hay barreras en la implementación del comercio electrónico. Para 60% esto se vincula a aspectos relacionados con el Estado, tanto como regulador como proveedor de bienes y servicios, 26% lo relaciona con cuestiones regulatorias en otro país, 21% a problemas de logística y otro 15% lo asocia a medios de pagos.

“Además, 30% considera que no puede exportar a través de este canal por temas de escala, es decir, cuestiones vinculadas con su propia producción”.

Ante ésta situación, los empresarios demandan apoyos fiscales como la reducción de impuestos o derechos a exportaciones, asistencia en búsqueda de nuevos mercados.

“La mayoría de las empresas (64%) no ha recibido ningún tipo de apoyo por parte del sector público para sostener sus ventas externas desde el confinamiento”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario