Viste de acuerdo a la empresa que representas

La imagen no sólo es la manera de vestirse, pues la imagen vive en la cabeza de los demás. Foto: Shutterstock

No hay buena o mala vestimenta, sino esencia de acuerdo a lo que te dedicas y quieres transmitir

Dicen que la imagen vale más que mil palabras, entonces ¿cómo debes vestirte para cerrar un negocio o ser el CEO de una empresa?, ¿como Mark Zuckerberg, Steve Jobs, Mayra González, Carlos Slim o Juana Ramírez?, lo cierto es que cada persona tiene su estilo pero este debe corresponder a lo que se desea transmitir: seguridad, confianza o cercanía.

La imagen no sólo es la manera de vestirse, también es percepción, pues la imagen vive en la cabeza de los demás; de los clientes, de nuestros superiores, de quién nos contrata.“¿Para qué sirve la imagen?, en un sentido romántico; para que te quieran”, comenta en entrevista Álvaro Gordoa, consultor de imagen pública y creador del libro Método PORTE.

No hay buena o mala vestimenta, sino esencia de acuerdo a lo que te dedicas. No es lo mismo vestir para una startup tecnológica o para emprender, que vestirte para laborar en una casa de bolsa o un despacho de contadores, se requiere saber cuáles son los objetivos y qué necesita la audiencia.

Un estudio de Michael W. Kraus de la Yale School of Management determinó que cuando se viste inadecuadamente para hacer negocios se pueden perder hasta dos millones de dólares.

“Si eres un banco o esa casa de bolsa, tu audiencia busca respeto, credibilidad, madurez, alguien que cuide tu dinero y vaya a hacer inversiones inteligentes. Si la persona está vestido como publicista o líder de una banda de rock, no te va a dar emocionalmente esa buena espina”, destaca Álvaro Gordoa.

Lo mismo pasa con los emprendedores, no sólo es necesario que el negocio guste para invertir o que los consumidores lo recomienden; la presencia del emprendedor es fundamental para saber si es capaz de llevar a la empresa al siguiente nivel y eso se puede definir por la presencia física.

Si eres una startup tecnológica tal vez buscas algo más casual y “por lo tanto es totalmente correcto que vistas como Mark Zuckerberg y no como el ingeniero Slim”.

Otro estudio realizado por la Universidad de Northwestern puso a las personas a hacer diversas actividades con una bata de médico y a otros con una de pintor, los primeros tuvieron mejor desempeño en actividades racionales, en cambio los segundos no se concentraron tanto, pero se volvieron más sensibles, humanos y creativos.

Trabajo híbrido

La pandemia ha cambiado la forma de trabajar, ahora nos dividimos entre reuniones virtuales y físicas, trabajo en casa y en oficina. Ante esta nueva forma de laborar, ¿cómo vestirnos adecuadamente?

Álvaro Gordoa detalla que hay que olvidarse de si se está en teletrabajo o en la oficina, si se tiene una video llamada o una junta presencial, “el mundo ya cambió y ahora lo que tienes que hacer es enfundarte en el personaje del rol profesional que vas a jugar”.

Sigue tu misma rutina, despiértate a la misma hora, báñate y vístete “con el traje del poder que representa a ese ejecutivo”, vístete para ti y de acuerdo a lo que quieres transmitir, no olvides tener presente a la audiencia; si vas a dar una conferencia, cerrar un negocio o si eres un emprendedor y quieres cautivar al cliente, si vas a comunicar accesibilidad o autoridad.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario