Tres señales que alertan un mal manejo de tu flujo operativo

Un 29% de las empresa mueren por la falta de liquidez. Foto: Especial

La falta de liquidez es el principal enemigo de los emprendedores, que en 29% de los casos los obliga a bajar sus cortinas, de acuerdo con un estudio elaborado por CB Insights, pero ¿qué es lo que genera esta situación?

Muchas son las causas de la falta de liquidez, que en ocasiones, tienen que ver con el entorno; sin embargo, en la mayoría de los casos, la razón proviene de los propios emprendedores.

Rodolfo Corcuera, CEO y cofundador de Higo, empresa dedicada a maximizar del flujo de efectivo de la empresa, explica que los empresarios deben poner especial atención en su flujo de caja, las salidas y entradas de dinero para evitar caer en quiebra.

En este sentido, detalló que hay algunas señales, como las siguientes tres, que alertan los emprendedores que no están teniendo un adecuado manejo de flujo operativo.

Pagas deudas con más deudas

Cuando los negocios comienzan a tener problemas para pagar a sus proveedores, suelen resolverlo pidiendo dinero a los bancos que, además de tener altas tasas de interés, conllevan un proceso de autorización de crédito que puede ser tardado.

Una opción ante esto puede ser financiar las facturas por pagar, lo que evita a los emprendedores pedir créditos que les harán endeudarse más.

Acciones reactivas y no proactivas

Muchos emprendedores suelen tomar acción cuando los problemas de flujo de caja se presentan y no antes, a modo de prevención. Es importante que al emprender cuentes con alternativas tecnológicas a la banca.

Gastas mucho tiempo en tareas manuales

Puede parecer que este aspecto no se relaciona con el flujo de efectivo, pero cuando los emprendedores deben destinar muchas horas de trabajo a realizar tareas manuales y repetitivas que podrían realizarse con el uso de tecnología, están gastando tiempo que, desde luego, significa dinero.

En lugar de pagarle a alguien que se encargue de gestionar la emisión y aprobación de facturas en hojas de cálculo convencionales, las empresas pueden utilizar una plataforma integral que, en una sola pantalla, gestione la facturación y les permita autorizar y pagar con un solo clic de forma inmediata. Con este tipo de soluciones, se han logrado ahorrar hasta 40 horas al mes mejorando la productividad.

“Cuando emprendes, es importante nunca dar por hecho nada y, por el contrario, saber que los escenarios pueden cambiar en cualquier momento. Es por eso que cualquier negocio que está comenzando requiere de plataformas innovadoras que, además de optimizar el flujo operativo, les permitan realizar más procesos de forma automática y ágil, con un solo clic”, finalizó Corcuera.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario