Tres banderas rojas que alertan de un cambio de trabajo

Hay señales que no puedes ignorar. Foto: Especial

¿Cómo saber si ya necesitas cambiar de empleo?, ¿realmente ese trabajo es lo que quieres y te hace feliz? Tal vez sí o tal vez no, pero si quieres descubrirlo, solo basta con analizar algunas situaciones.

Es cierto que en los últimos 20 meses hemos vivido uno de los momentos más críticos para la economía por la entrada de la pandemia que ha matado con millones empleos, por lo que se llega a pensar que si tienes uno hay que agradecerlo y no descuidarlo; sin embargo, esto puede conducir a otra situación negativa: soportar un ambiente nada saludable, sobrecargarse de tareas y dañar la propia salud tanto física como mental.

Aunque aún sea un momento difícil para el mercado laboral, hay que ser conscientes cuando un trabajo ya no da más de sí. Si bien es cierto que encontrar una nueva posición laboral puede tardar tiempo, no hay que quedarse en un lugar que nos está dañando y que puede generar mayores inconvenientes a nuestra persona.

Por ello, a continuación te decimos tres banderas rojas que alertan que ya es momento de sacar tu CV y compartirlo en otras empresas.

Tienes más tareas que nunca

Es cierto que seguimos en un momento difícil, pero eso no significa a que tus tareas que tradicionalmente hacías, se hayan duplicado o triplicado sin razón y sin que se te compense económicamente por ello.

El que estés en casa no significa que debas estar conectado a una computadora o atendiendo las indicaciones de los directivos en horarios fuera del trabajo. Si tu jefe te pide más y más y no ves una compensación, o solo te recuerda la famosa frase “ponte la camiseta”, tal vez debes empezar a buscar otras ofertas.

Siempre hay problemas

Si últimamente ves que hay más conflictos entre tus compañeros, con tus líderes y al momento de trabajar, puede ser que el ambiente laboral ya esté intoxicado.

Observa detenidamente si ls conductas entre las personas ya son más agresivas, el ambiente es tenso o simplemente no se siente la vibra de antes. Si es así y sientes que te está robando energía y bienestar, lo mejor es acceder a nuevas bolsas de trabajo.

Ya no eres feliz

Puede ser que en tu empresa todo marche bien, el ambiente aún sea bueno y que aunque haya inconvenientes, se pueden resolver y no representan una amenaza mayor, pero si aun así sientes que ya no es lo mismo o no tienes el gusto de antes, entonces ese trabajo te está haciendo infeliz.

Si te levantas cada mañana enojado por pensar en que tienes que volver a ese trabajo, que los fines de semana te estresas solo de pensar en el lunes, que no tienes ganas de nada o solo piensas quedarte por el dinero, entonces estás en un caso de depresión laboral que ocurre por hacer actividades muy repetitivas, no tener nuevos desafíos o simplemente ya no disfrutas esa profesión.

Recuerda que sin importar la edad que tengas, siempre es buen momento para hacer cambios a tu vida como en tu profesión. No será un camino sencillo pero al final, será la mejor decisión y que te hará feliz.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario