Tomar vacaciones te lleva al éxito, ser workaholic no

No descansar afecta la productividad. Foto: Especial

Con el cierre del ciclo escolar, muchos colaboradores aprovecharán el verano para tomar vacaciones, descansar y pasar tiempo en familia; sin embargo, hay otra parte que no lo hará y que incluso, llevan años sin tomar un descanso, ¿la razón? Dan más prioridad al trabajo, algo característico de los workaholics.

No tomar vacaciones no solo es un tema laboral o cumplimiento de contrato, es el descanso que todos debemos tomar para recuperarnos física y emocionalmente, y que incluso, influye en nuestro éxito laboral.

De acuerdo con un estudio de la Harvard Business Review, cuando los colaboradores toman vacaciones tienen 6.5% mayor probabilidad de obtener una promoción en el trabajo, además que tienen 94% mayor productividad y energía.

En esto coincide un estudio de la Asociación de Viajes de EU, que indica que las vacaciones incrementan el bienestar en 31% y la productividad en 21 por ciento.

El problema, es que existen muchos adictos al trabajo que consideran imperdonable tomar un descanso. Muestra de ello es que 55% de los mexicanos son workaholics que trabajan más de ocho horas al día, indican datos de OCCMundial.

Las personas con este padecimiento, no tienen como resultado el éxito, sino que enfrentan altos niveles de estrés, malos hábitos alimenticios, problemas de suelos, daños en sus relaciones familiares y amigos, e incluso, su productividad puede ser menor y afectar a la organización.

“Dado el enorme esfuerzo que muchos realizan durante su trabajo, no tomar vacaciones puede traer consecuencias graves a nivel físico y mental, como también afectar la productividad. Las vacaciones son un derecho de todos los trabajadores y representan el período de descanso de cada año para tomarse un período de descanso de cada año para tomarse un respiro, salir de la rutina laboral y fomentar la convivencia", indica factorial, empresa de software y servicios dedicada a solucionar los problemas de Recursos Humanos.

Por ley, de acuerdo con el artículo 76 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), los trabajadores con más de 1 año de trabajo, tienen derecho a un período anual de vacaciones pagas de mínimo seis días que aumentará dos días cada año hasta llegar a 12 días. Después del cuarto año, el período crecerá en dos días por cada cinco de servicios.

Las cuatro reglas al vacacionar

Las vacaciones son necesarias y si es tu momento de tomarlas, o tu empresa ya te obligó porque pueden caducar, debes aprovecharlas y descansar. Por ello, en esos días deben seguir cuatro reglas:

Pon mensaje de auto respuesta en el mail

Configurar una respuesta automática en el correo electrónico ayuda a dos cosas: a que la persona que nos contacta sepa que le daremos una respuesta a nuestro regreso y a que no estemos al pendiente de dar respuesta a los mails que nos puedan llegar.

Así los que te escriban sabrán que estás ausente y no te acosarán con llamadas o mensajes.

Desactiva las notificaciones

Es aconsejable apagar los dispositivos móviles, pero de no ser posible, silencia aquellos chats que estén relacionados con el trabajo. No revises correos electrónicos y restringe las llamadas con el modo de no molestar.

No sigas horarios

Cambiar la rutina es importante para desconectarnos. Todos los días nos levantamos temprano para seguir una rutina, pero las vacaciones son el momento para bajar el ritmo, cambiar horarios y dejar fuera las prisas para disfrutar cada momento del día.

Disfruta el ocio

Aprovecha este tiempo para conectar con nosotros mismos y con la gente que nos rodea a través de diferentes actividades como realizar ejercicios de relajación, estiramiento, yoga o meditación; motivar la convivencia sana en familia con juegos de mesa, cocinar juntos o realizar otras actividades que den la oportunidad a todos de desconectarse de las pantallas de televisión y los celulares para fortalecer el vínculo familiar.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario