Tips para encontrar al nuevo Steve Jobs

Foto: Shutterstock

El legado de Steve Jobs va más allá de dispositivos y servicios que cambiaron al mercado y nuestra vida como consumidores. Como empresario visionario, Jobs legó al mundo de los negocios una guía no escrita para hacer de las empresas centros de innovación constante, donde la gente creativa se sintiera como en casa.

Ese actuar del fundador de Apple es retomado por uno de sus mentores, Nolan Bushenell, pionero de la tecnología y padre de la industria del videojuego, en el libro Gene Stone titulado Encontrar al nuevo Steve Jobs, en el que Bushenell ofrece una serie de valiosos consejos sobre cómo encontrar, retener y proteger a la gente creativa dentro de las empresas.

En esta guía, el fundador de Atari hace hincapié en aquello en lo que se ha insistido mucho: una empresa fuerte se construye generando creatividad en su interior y esta debe emanar de toda la empresa, no sólo de la cúspide. Sin embargo, ésta no puede prosperar en entornos rígidos y uniformes para todos, sino aplicando reglas flexibles.

LA BÚSQUEDA

Para esta tarea, Bushenell, también fundador de Catalyst Technologies, la primera incubadora de tecnología propone 13 pasos, el principal: para encontrar personas creativas hay que ser creativo, y esto debe reflejarse incluso desde la página web de la compañía.

“En Atari decidimos atraer empleados usando el lema ‘Juegue, gane dinero’ y en Chuch E. Cheese’s usábamos ‘Haga pasta, cree diversión, diviértase y gane pasta’. También podemos crear un anuncio inusual en Youtube protagonizado por los empleados de la empresa”, propone.

Otros consejos son contrastar la pasión y creatividad del candidato con preguntas sobre su vida, cuestionamientos raros, incluso acertijos: ¿es más divertido un juego fácil o un difícil? o una chica camina por una carretera con tres amigos. Uno es un animal, otro un vegetal y otro un mineral ¿cómo se llama la chica?

“No haga preguntas estándares, pero tampoco superficiales. Haga que el candidato concrete haciéndole preguntas detalladas, como por ejemplo ¿de qué era responsable exactamente? ¿cuál fue su aportación definitiva, cuáles fueron su opiniones o ideas alternativas? Estas preguntas inquisitivas nos ayudarán a encontrar a las personas con talento”, considera.

LA RETENCIÓN

Una vez que se concretó la contratación del creativo, las empresas deben cuidar que estos estén contentos, que se sientan realizados y que se convenzan de que son parte valiosa del equipo.

Nolan Bushenell cuenta que Al Alcorn fue pieza clave en el éxito de Atari, pero cuando Warner tomó las riendas de la empresa en 1976, ninguna de sus ideas de Al vio la luz, por lo que se fue a Apple, entonces dirigida por John Scully, que se estaba yendo a pique. Al se fue a Silicon Gaming, donde se le dio el trato que merecía.

Tener contentos a los creativos implica tener reglas flexibles y cierto grado de anarquía. Una opción también es crear equipos especiales para evitar que se contaminen con la esclerosis que sufren las empresas cuando crecen. Hay que aislarlos y fomentar la equidad entre ellos para evitar la cultura de la propiedad intelectual.

ESTÍMULO Y PROTECCIÓN

Para fomentar la creatividad e innovación, Bushenell propone pensar en productos para ricos. En 1947 el primer horno de microondas medía dos metros de alto y costaba el equivalente a 30,000 dólares, y hoy es un producto accesible para prácticamente cualquier hogar. Hay que crear algo que lo que la clase media pueda actuar como si fuera rica.

Cuidar y proteger a los creativos demanda al líder conocer su idioma para poder tener una conversación a un nivel alto de conocimientos técnicos. Cuando el jefe se convierte en alumno, también gana respeto.

También es necesario neutralizar a las personas negativas y tóxicas para evitar que las ideas desaparezcan antes de haber sido siquiera explicadas. “En la mayoría de las empresas, quienes tienen más poder de decidir el éxito o fracaso de un proyecto son aquellos que los analizan con menos inteligencia (…) esas personas deben ser rehabilitadas o exterminadas”, sentencia.

Busca, retener y cuidar se resume en actuar. No basta encontrar a un nuevo Steve Jobs y contratarlo. Hay que crear un entorno favorable para estimular su creatividad constantemente, porque, recuerde, ésta será la única fuente de ventaja competitiva sostenida para su empresa.

Los suscriptores de El Economista pueden acceder a una síntesis de Encontrar al nuevo Steve Jobs elaborada por Leader Summaries, empresa especializada en resumen de libros. Para ello diríjase al apartado de descarga de PDF del periódico en la web de El Economista y pulse en el apartado de Biblioteca Empresarial o visite la página de Leader Summaries.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario