Talently, la plataforma que coloca a mujeres en puestos de tecnología

Las mujeres duplican su sueldo. Foto: Especial

La pandemia ha dejado sin empleo a 54 millones de mujeres a nivel mundial y se prevé que más de 13 millones de mujeres se sumen a las filas de desempleo este 2021, advierte la Organización Internacional del Trabajo.

Una forma de contrarrestar estos números e impulsar a las mujeres a tener mejores empleos y más remunerados es capacitarlas, otorgarles los conocimientos necesarios para que desde la entrevista de trabajo aseguren el puesto.

Con esta finalidad nació Talently, edutech que busca que las mujeres latinoamericanas consigan trabajo remoto en empresas de tecnología internacional, en sólo 12 semanas.

El promedio de un profesional en tecnología va alrededor de los 30,000 y 50,000 dólares anuales… Kavak Cornershop, Uber, globand, Microsoft

Doménica Obando cofundadora de Talently cuenta, en entrevista con El Empresario, que la fintech surgió como una startup de idiomas, pero con el tiempo se dieron cuenta que el inglés es la mayor barrera de los latinos para crecer profesionalmente, debido a que cada vez más empresas internaciones y de tecnología dominan el mercado.

“En los próximos 10 años toda empresa grandes se va convertir en una empresa de tecnología, independientemente de lo que haga”, destaca Doménica.

Por ello Talenty se encarga de que las mujeres que buscan empleo desarrollen el inglés y potencializa las habilidades para avanzar en entrevistas de trabajo internacionales.

“Nosotros curamos todo lo que un profesional necesita para conseguir un buen trabajo en tecnología. Queremos dar oportunidad a los latinoamericanos de poder brillar en cualquier parte del mundo”.

En promedio de un profesional en tecnología gana entre 30,000 y 50,000 dólares anuales y a la fecha 300 personas ya han conseguido trabajo después de tomar el curso, de los cuales 15% son mujeres, en empresas como Kavak Cornershop, Uber, Globant, Microsoft, entre otros.

Mujeres deben creérsela

De los profesionales de tecnología, sólo entre el 5 y 10% son mujeres y sólo 7% se dedican al desarrollo de software, lo que significa que aún hace falta impulsar el talento femenino.

De acuerdo con Doménica, a las mujeres les hace falta creérselas, “saber que son súper buenas, que pueden lograr lo que se propongan, que a las posiciones a las que quieren aplicar no tienen que cumplir con el 100% de requisitos, sino con que apliques con el 60% es suficiente para aplicar y conseguir el trabajo”.

La emprendedora peruana señala que actualmente las mujeres tienen más oportunidades que los hombres, porque las empresas buscan contratar más talento femenino; sin embargo, la experiencia “pesan”.

“Lo que yo le digo a las chicas que tienen entre uno o dos años de experiencia o cero años, es que tienen que romperse os primeros dos años, luego hay un mundo de oportunidades”.

Además, cuando una mujer se beneficia y mejora su calidad de vida no solo mejora la vida, mejora la calidad de vida de quienes la rodean, como hijos.

En qué consiste el programa

Para formar parte del programa se requiere entrar a un proceso de selección. “Nosotros seleccionamos a aquellos que sabemos que tenemos el potencial de ayudarles a multiplicar por dos el salario”.

Una vez seleccionado, el talento forma parte de un programa de asesorías grupales con perfiles similares durante 12 semanas, donde se preparan para conseguir un nuevo empleo.

La preparación se divide en tres partes: la primera les brinda las herramientas para avanzar en procesos de selección, donde aprenden a armar un CV, mejora el perfil de LinkedIn, realizar entrevistas técnicas y negociar el salario.

La segunda se enfoca en mejorar el inglés, con sesiones de lunes a viernes y la tercera consiste en brindar estrategias técnicas, donde se fortalece el conocimiento de algoritmos, estructuras de datos, sobre todo porque la mayoría de los talentos no cursaron la universidad, sino que fueren autodidactas.

El costo por matricula es de 300,000 dólares y se tiene acompañamiento por 12 meses, tiempo en el que se consigue un empleo, aunque las mujeres suelen conseguirlo en menos de ocho meses. Una vez que el talento consigue empleo, paga la mitad del primer salario mensual.

Doménica dice que las mujeres triplican su salario y suelen graduarse con un promedio de 2,500 y 3,000 dólares mensuales netos.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario