Seguro de gastos médicos mayores debe ser prioridad para las compañías

Da tranquilidad a empleados y ayuda en el lado fiscal a empresas. Foto: Especial

Hace tres años, Paulina enfermó de gravedad lo que la mantuvo incapacitada e internada por semanas en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Si bien, su trabajo le daba la prestación de ley de seguridad social, los procesos para su diagnóstico y atención fueron un poco tardados ante la alta demanda de los usuarios, pero sin otra posibilidad de atención y los gastos que implica la atención privada, ahí siguió su recuperación.

A pesar de que la seguridad social tiene una buena atención y a médicos altamente calificados, los procesos de atención suelen demorar, lo que pone en riesgo la salud de los pacientes. Si la empresa de Paulina hubiera contado con seguro de gastos médicos mayores, la experiencia hubiera sido diferente: sin tantas demoras ni trámites, y con una atención más personalizada.

Como la empresa de Paulina, las empresas en México que brindan esta prestación aún son minoría, lo que puede repercutir en el desempeño de sus empleados, la retención de talento, bienestar laboral e incluso productividad de la empresa.

“Las empresas que ofrecen la prestación de un seguro de gastos médicos mayores para sus empleados siempre son las más atractivas y las que logran retener al talento. Además, este tipo de servicios traen grandes beneficios fiscales para las empresas que invierten en ellos a la par de que cuidan de la salud y economía de los colaboradores”, expresa Santiago Pérez, CEO y cofundador de ahorraseguros.mx, plataforma comparadora especializada en seguros.

Pérez indicó que la pandemia del Covid-19 ha permitido reflexionar sobre la necesidad de estar protegido a través de un seguro de gastos médicos mayores por cualquier emergencia que pueda surgir; sin embargo, muchas personas y empresas no cuentan con ello, principalmente, por la falta de información respecto al tema.

Añadió que si como empresa se busca el bienestar de los colaboradores, así como cuidar de ellos de forma integral, la mejor opción siempre será brindar un servicio de aseguramiento privado y personalizado.

“Estos seguros suelen ser más amplios y cuentan con mejores coberturas que los de nivel público, además de que la red hospitalaria privada es de mejor calidad y se encuentra distribuida en todo el país e inclusive en el extranjero”.

Ventajas del aseguramiento

Con un seguro de gastos médicos mayores, el empleado o persona asegurada, podrá costear casi todo tipo de atenciones o tratamientos, incluso aquellos que sobrepasan por mucho sus ingresos o capacidad de pago, sin poner en riesgo su economía.

Dicho beneficio le pudo ayudar a Paulina, quien ante lo grave de su padecimiento, en ese momento no podía costear otras opciones por lo caro que resultaba. Además, al sanar, requirió algunas terapias que también resultaban costosas si se buscaban por otras vías.

Ahora, Paulina ha superado por completo el problema que la invadió y ya no trabaja en la misma empresa, pues desde hace un año, encontró una oportunidad laboral con mayor crecimiento y mejor paquete de compensaciones, entre los que se incluye el seguro de gastos médicos mayores, que hoy valora más que nunca.

En el caso de Paulina, la cobertura del seguro le hubiera ayudado con las consultas médicas, hospitalización, tratamientos y terapias, aunque los asegurados pueden tener otros beneficios como son:

  • Cirugías
  • Medicamentos
  • Atención psicológica y psiquiátrica
  • Gastos funerarios
  • Laboratorios
  • Ambulancias
  • Maternidad

La cobertura, en la mayoría de los casos, abarca las necesidades médicas más frecuentes que suelen requerir los empleados en alguna etapa de su vida, pero los beneficios dependerán de la empresa, si decide hacer paquetes personalizados o incluir otros elementos.

En caso de que la emergencia sea por enfermedad o se dé fuera del sitio de trabajo, el seguro garantiza que los empleados puedan costear el tratamiento médico para su recuperación y reintegrarse a sus labores posteriormente. Si ocurre dentro del negocio por un siniestro de tipo laboral, también ayuda a las empresas a responder como responsable de la seguridad y salud de sus empleados.

Con la crisis del Covid-19, muchas empresas aseguradoras ya incluyen a la enfermedad como parte de su cobertura.

La empresa gana

Al tener este tipo de prestación, no solo los empleados se benefician, sino que las empresas también del lado fiscal, puesto que es un servicio deducible de impuestos.

“Sin embargo, el principal motivo es el cuidado de toda la plantilla laboral ante riesgos, accidentes o padecimientos que puedan llegar a sufrir, ya sea dentro o fuera de la empresa”, finalizó Pérez.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario