Se buscan mujeres para profesiones tecnológicas y científicas

Se trata de sensibilizar y empoderar a las mujeres jóvenes. Foto: Especial

La presencia de las mujeres en el ámbito laboral ha crecido en gran medida en los últimos años; sin embargo, aunque cada vez se suman a más sectores, en áreas como tecnología y ciencias aún su presencia es menor.

Por ello, la International Youth Foundation (IYF), lanzó la campaña “La vocación no tiene género” para sensibilizar y empoderar a las mujeres jóvenes a que se desempeñen en carreras profesionales como tecnología y ciencias. La campaña forma parte del programa Pathways to Success, financiado por PepsiCo Foundation.

Judith Hermosillo Lozano, gerente del programa International Youth Foundation, explicó que el programa se enfoca en el desarrollo de habilidades socioemocionales, Pasaporte al Éxito, que consiste en espacios de escucha para desarrollar el trabajo en equipo, la toma de decisiones y resolución de conflictos.

Investigaciones realizadas por la IYF, revelan que las niñas y mujeres en México, se enfrentan a diversos retos y prejuicios como la percepción de que su papel es en casa y al cuidado de la familia, lo que merma sus posibilidades de crecimiento laboral.

Si se solicitan empleos, los empleadores refieren que los puestos administrativos son los más solicitados por las mujeres.

Para combatir esto, Pathways to Success busca empoderar a la población femenina a través de tres pilares:

  1. Involucrar y dotar a las mujeres jóvenes con habilidades para tener éxito en la vida y el trabajo
  2. Equipar a las mujeres jóvenes y sus familias para tomar decisiones informadas sobre la vida y mejorar su acceso a servicios de apoyo adicionales
  3. Sensibilizar sobre el valor de las mujeres jóvenes a nivel comunitario e institucional

Gracias al trabajo realizado, más de 15,000 mujeres se han beneficiado en 28 municipios de Jalisco, estado donde se diseñó e implementó el programa.

Problema cultural

Al analizar las situaciones en que viven las mujeres mexicanas, la IYF encontró que las jóvenes consideran que son mejor vistas por su familia y comunidades, si se dedican a las acuidades el hogar y cuidado de la familia, por lo que una actividad profesional les impediría cumplir con ello.

Asimismo, aún predomina la creencia de algunas familias que hay carreras “para señoritas” y éstas en su mayoría están relacionadas con cuestiones administrativas o de cuidado, por lo que recomiendan a sus hijas estudiar algo de ello.

Esto, a su vez, provoca una percepción de desaprobación de empleados hombres de ser supervisados por una mujer, razón por la cual pocas mujeres se postulan para puestos de supervisión. 

Sin embargo, cuando las mujeres hacen una proyección de su futuro, se visualizan en un entorno estable, cosechando frutos y en un trabajo donde han crecido.

También mejoran significativamente sus niveles de confianza si tienen apoyo de sus padres y maestros que les hacen dar su máximo potencial.

“Al día de hoy el programa ha beneficiado a 25,862 jóvenes estudiantes, de los cuales 15,400 son mujeres, con una inversión de 2.6 millones de dólares, a tres años de su diseño e implementación”, comentó Jorge Barragán, Director de País, International Youth Foundation.

A los 28 municipios donde se ha implementado el programa, se espera aumentar la cifra en los siguientes meses.

“International Youth Foundation ha trabajado durante 30 años en pro de los jóvenes en situaciones de desventaja, sin duda esperamos seguir creciendo, ampliando el alcance de nuestros programas para beneficiar a miles de jóvenes más”, finalizó Judith Hermosillo Lozano, program officer de IYF.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario