Regreso a las oficinas, el reto de los trabajadores en postcovid

Las empresas deben crear estrategias para cuidar de las personas. Foto: Especial

Cuando la pandemia inició, el desafío de los empleados fue adaptarse a un modelo remoto, trasladar la oficina a la casa donde las condiciones no eran las adecuadas; sin embargo, ahora en el retorno de labores, el reto es volver a las oficinas ya que en estos dos años, las adaptaciones resultaron benéficas para muchos, ¿cómo se está viviendo esta transición?

De acuerdo con datos del Deloitte Global Millennial Survey, 70% de la población millennial y centennial consideraba que mudarse al teletrabajo tendría impacto en los niveles de estrés de los colaboradores, algo que en cierta medida fue cierto ya que 51% de la población laboral se ha sentido estresada trabajando de esta forma.

Ahora el regreso a las oficinas, tampoco será fácil, pues muchos colaboradores no quieren hacerlo o en últimas instancias, preferirían un modelo híbrido.

Leonel Hernández, CEO de Care Assistance, plataforma virtual wellness enfocada en apoyar compañías para generar programas y acciones para la salud y el bienestar para sus colaboradores, explicó que para lograr un adecuado regreso, las empresas deben saber planificar el proceso donde el punto central sea el evitar o minimizar la incertidumbre, inseguridad, tensión emocional y otros padecimientos relacionados por los colaboradores.

“No hay respuestas únicas al problema del cambio de home office a presencial. La pandemia se vivió de diferentes formas. Hay quien la pasó excelente en casa: con tiempo para hacer ejercicio, estar con sus familiares y amigos; pero también están quienes tuvieron que cuidar familiares enfermos, trataron de trabajar en un departamento pequeño al mismo tiempo que sus hijos tomaban clases en línea y se enfrentaron a estar disponibles 24/7 para su trabajo”, añade.

Tal es la importancia de saber gestionar el retorno de actividades a modalidad presencial porque aunque el home office ha sido muy demandado, la mayoría de las ofertas laborales que se están anunciando son físicas. Muestra de ello es que en mayo de este año, 86% fueron para puestos presenciales, mientras que en modelo híbrido solo 9% totalmente home office solo 5%, revela OCCMundial.


Qué tomar en cuenta

Para que los empleados que regresen a las oficinas tengan una transición más agradable, las empresas pueden, además de implementar las medidas anti covid, gestionar otras estrategias respecto a la salud física y emocional.

Hernández recomendó que del lado sanitario, es importante hablar con los gerentes o el departamento de recursos humanos para tener mapeados los cambios y las medidas sanitarias de la empresa como el uso de cubrebocas o el lavado de manos. Estas medidas no deben dejarse de lado, sobre todo en estos momentos que los repuntes del Covid están detonando nuevamente.

Asimismo, se recomiendan planes de activación física, ya que la buena salud es clave para el desarrollo de los colaboradores.

“Ante eso las empresas deben implementar planes estratégicos que impulsen el ejercicio, ya sea de alto impacto o con rutinas de activación física en la oficina, que además sirven como momentos de desconexión”, indicó.

Siguiendo con el cuidado de las personas, la estrategia debe abarcar la parte nutricional. Para evitar riesgos, muchas empresas están eliminando el uso de cafeterías o comedores comunitarios, algo que pone en riesgo a los colabores quienes pueden recurrir a opciones no saludables.

Por ello, se recomiendan planes alimenticios, menús u opciones de alimentos saludables en la oficina, sobre todo si se tienen colaboradores con enfermedades crónicas, sobrepeso u obesidad.

Finalmente, el mayor cuidado debe ser el estado emocional, ya que durante el encierro, se vivieron muchas emociones negativas que pusieron en riesgo a millones de personas.

“Es importante que la empresas se enfoquen en escuchar y acompañar a sus colaboradores tanto en sus dudas e inquietudes, así como en su estado emocional, a través de especialistas que les ayudarán a canalizar su estrés y preocupaciones”.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario