Reformas estructurales incumplen expectativas

Foto EE: Archivo

Las promesas excesivas sobre los beneficios de las reformas estructurales impulsadas por el gobierno federal, y aprobadas por el Congreso en los dos últimos años, siguen sin cumplirse y acentúan el rechazo de los líderes de empresas, para quienes sólo la energética y la de telecomunicaciones cumplen sus expectativas, reveló KPGM.

Según la encuesta “Perspectivas de la Alta Dirección en México 2015”, en la que participaron 716 presidentes y directivos de empresas, seis de cada 10 entrevistados considera que la reforma energética cumple con sus expectativas, porque fue a fondo y abrió la posibilidad real de que la industria se beneficie con nuevas inversiones.

La reforma de Telecomunicaciones también la aceptación de 58% de los consultados, quienes consideran que ésta comienza a dar resultados. En cambio, nueve de cada 10 continúa rechazando la reforma fiscal, debido a que aumentó las reglas y aumentó la carga de los contribuyentes, quienes a lo largo del 2014 tuvieron que hacer grandes esfuerzos para ajustarse a las nuevas disposiciones.

Aunque ha bajado el rechazo hacia la reforma laboral, al pasar de 84% en 2014 a 73% este año, sigue reflejando el alto grado de insatisfacción de las empresas. El 83% considera que ésta no contribuye a su competitividad.

De hecho, sólo 7% de los entrevistados califica de bueno el papel del gobierno como promotor de la competitividad y consideran que el combate a la corrupción (89%) y la seguridad pública (81%) son las variables que incrementaría ésta. Estos factores suben entre 4% y 5%, respecto al año anterior.

Las empresas apostarán más por la calidad y satisfacción del cliente (69%), así como la mejora de procesos y desempeño (68%) para mejorar su competitividad en los próximos tres años.

MÁS RECAUDACIÓN

La Ley de Ingresos es vista este año con mejores ojos (51% la califica de regular contra 38% del 2014), aunque está lejos de ser consideraba buena (14%) o muy buena (0%). La razón, indica KPGM, podría ser que este año no se esperan nuevos impuestos. Sin embargo, 81% de los entrevistados afirma que dicha ley no impulsará la competitividad y el crecimiento de su empresa.

El régimen fiscal tampoco es del agrado de los directivos de empresas. El 95% califica a éste de regular a muy malo, además que creen que no promueve la inversión (93%), por lo que ocho de cada 10 cree que debería modificarse para recaudar más con base en impuestos indirectos, como el IVA.

Pymes

BAJA CONFIANZA HACIA EL GOBIERNO

La expectativa sobre la actuación del gobierno comienza a desinflarse, tras dos años de administración. Si en 2013, el 49% calificó de bueno el papel del gobierno federal ante el entorno económico éste baja a 11% en 2015; en cambio aumenta a 36% los que creen que es mala desde el 5% que así lo calificó dos años antes.

El 69% de los entrevistados creen la actuación del gobierno tuvo un impacto negativo en la competitividad de su empresa, debido a la disminución en el consumo interno (49%) y un aumento en la extorsión e inseguridad (25%) por un cambio en las prioridades del gobierno.

Los empresarios siguen reprobando el rol del Congreso, aunque esta apreciación mejora sustancialmente este año. Cada vez menos empresarios ven pésimo el papel de los diputados (28%) y de Senadores (24%) frente al entorno económico, una mejora de hasta siete puntos porcentuales respecto al año previo. En contraste, aumenta hasta 5% la pésima percepción sobre los gobiernos estatales.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario