Recuperación total de empleos podría ser hasta 2022: CEEF

Se deben dar estímulos y apoyos al sector formal. Foto: Cuartoscuro

Desde 2019 el crecimiento de los empleos formales era muy bajo en comparación con lo que requiere el país. Como mínimo, deberían crecer en 700,000 plazas y de forma idónea en 1 millón 200,000; sin embargo, el año pasado solo se aumentaron 340,000, y en lo que va del año se ha registrado una pérdida de más de 1 millón a causa de la pandemia y 250,000 antes de la crisis, lo que es preocupante, afirma Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF).

En entrevista con El Economista, explicó que la pérdida de empleos ya se venía registrando desde inicios de año, lo que se aseveró con la pandemia del coronavirus, generando una de las mayores crisis económicas del país, lo que podría tener una recuperación a largo plazo.

“Creemos que la recuperación de los empleos no vendrá hasta entrados 2022. Será una recuperación lenta, aunque igual consideramos que este sexenio será de muy bajos empleos”, indicó.

Afirmó que la recuperación de empleos dependerá más que nada, de volver a salir del confinamiento, lo que ya se ha venido realizando en las últimas semanas. De esta forma se podrán recuperar los puestos de trabajo de forma paulatina; sin embargo, esto dependerá de las medidas tomadas y de tener una vacuna.

“Entre más pronto tengamos un remedio eficaz y efectivo, los estragos de la pandemia se irán reduciendo”.

De acuerdo a datos compartidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, hasta el mes de agosto se habían recuperado 90,000 empleos formales, cifra que se espera aumentar en los siguientes meses.

Las medidas

Leñero indicó que para avanzar en la recuperación de los empleos formales, se deben comenzar con algunas medidas como estímulos y apoyos a quienes ya estén en la formalidad, no al revés, para que el numero no descienda y cada vez más empresarios se vayan sumando.

Asimismo, hay que crear un entorno de confianza para los empresarios respetando sus derechos, desarrollando estrategias de apoyos y beneficios. Por ejemplo, se puede ayudar los empleados y empresas que han perdido su empleo con un salario básico para que puedan reactivar sus gastos.

“Esto permitirá reactivarse y así comenzar a crecer la economía interna”.

Otro punto importante es comenzar a capacitar a las personas para el futuro, con nuevas habilidades que serán demandados, tales como de computación, tecnológicas, administrativas, desarrollo personal y especialmente ventas.

“Muchos de lo puestos que se van a requerir ahora serán de vendedores que ofrezcan servicios de las empresas. Habilidades de relación personal y convencimiento, serán necesario y es en lo que hay que enfocarse desde ahora”, resaltó.

Finalmente no dejar todo en manos de créditos, porque si bien son una ayuda para los empresarios y trabajadores, no resuelven el problema.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario