El programa dual con el que BMW desarrolla talento

El programa ha capacitado a 257 alumnos y recientemente se graduó la tercera generación. Foto: Especial

En la estrategia de toda empresa está la atracción del mejor talento, los más ágiles de mente, con mejores habilidades tanto blandas como duras, y con la mejor disposición, pero ¿qué tal si además de buscar a los mejores, también se hace un esfuerzo para desarrollarlos?

Una de las empresas que ha pensado en ello es BMW, quien a través de su programa dual en la Planta de San Luis Potosí, capacita a estudiantes de carreras como mecatrónica y mecánica automotriz, a desarrollar sus habilidades técnicas, todo a través de un modelo de enseñanza alemán.

“El programa es como para hacer prácticas en la planta, donde lo que hacemos es impulsar las habilidades técnicas. Contamos con cuatro instituciones educativas como la Universidad Tecnológica de San Luis Potosí, Conalep, Grupo Cedva y Cecyte”, explicó en entrevista con El Economista, Joy Tirado, coordinadora del programa dual de BMW Group Planta San Luis Potosí.

El programa comenzó en 2015 con el objetivo de impulsar el desarrollo de los jóvenes para que se capaciten en una de las tres áreas en las que se enfoca BMW: mecatrónica, producción y mecánica automotriz. En la primera generación participaron 25 aprendices de mecatrónica y a la fecha han sumado 257 participantes.

Para ingresar al programa, los jóvenes deben estar estudiando en alguna de las carreras en las que se enfoca la empresa, en las instituciones antes mencionadas y tener un promedio mínimo de 8.

Posteriormente, por dos años aprenden a través de talleres y con la posibilidad de hacer sus prácticas, sobre los aspectos técnicos de su carrera, industria 4.0 digitalización, redes y sistemas operativos, lo que requieren aprender a detalle para llenar los puestos que necesita la planta. Al final, los estudiantes tienen la oportunidad de incorporarse a la plantilla laboral de BMW, lo que ha logrado 99% de los graduados.

“Actualmente tenemos 155 jóvenes que se graduaron de la tercera generación del programa y recientemente arrancamos la quinta generación con 76 alumnos”, dijo.

Los 54 recién graduados, se sumaron a principios de este mes a la planta con contrato firmado.

Otro logro importante es que de todas las generaciones, 44.8% son mujeres, lo que refuerza el tema de diversidad de inclusión, prioridad para el grupo, sobre todo porque por años, ha sido considerada una industria de hombres, aseguró Elizabeth Arreguín, coordinadora de comunicación corporativa en BMW Group en San Luis Potosí.

“Nos enorgullece tener a tantas mujeres interesadas en estos programas”.

Compromiso empresarial

Tirado agregó que como organización es importante desarrollar estos proyectos, ya que mejora la competencia en las comunidades y competencia, dar la oportunidad a jóvenes talentosos, además que les permite ser un catalizador del aprendizaje.

Arreguín detalló que además del programa dual, la planta lleva a cabo diferentes programas de desarrollo comunitario, educación y sustentabilidad.

En la parte de educación, hacen voluntariado corporativo para trabajar con niños y niñas a quienes han equipado con una biblioteca y con talleres de inglés y computación que son impartidos por los propios colaboradores.

Sobre la sustentabilidad, cuentan con diferentes programas que permiten tener una producción más responsable.

“Uno de nuestros objetivos principales es ser una de las plantas de la red de producción más sustentables. Tenemos una instalación de 70,000 metros cuadrados de paneles solares que alimentan parte de las operaciones de la planta. El taller de pintura es el primero del grupo en tener un sistema de agua residuales, es decir, toda el agua que sale de los sistemas de producción se reutiliza en diversos sistemas como uso de sanitarios y otra se regresa al proceso”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario