Obtén más ventas con una certificación

Roberto Gonzaléz / Foto EE: Mario Hernández

Dar legitimidad a los procesos de tu empresa mejorará su imagen

En un mercado donde la competitividad cada día se vuelve más intensa es necesario que las empresas busquen estrategias de crecimiento y de valor agregado para el cliente.

Legitimar los procesos de la compañía para asegurar, no sólo la calidad de los productos y servicios que se ofrecen, sino contar con una mejor gestión de sus procesos, puede ser muy redituable si se opta por la obtención de una certificación.

Así es como lo visualizó Würth Elektronik México, una organización establecida en el estado de Guanajuato que, consciente de las necesidades de sus consumidores y del medio ambiente, decidió implantar un Sistema de gestión medioambiental basado en la Norma ISO 14001.

Dedicada a la la venta directa de productos y piezas para los sectores de utomoción, vehículo industrial, metal, instaladores, mantenimiento, madera, construcción, agricultura e industria, la firma decidió acercarse al Comité Nacional de Productividad e Innovación Tecnológica (Compite), para iniciar la certificación de sus procesos.

“Hemos tenido una buena experiencia, en donde cumplir con ciertos lineamientos nos ha permitido ser una organización con mayor crecimiento, ya que nos está abriendo las puertas hacia el mercado internacional”, dijo Enrique Vargas, director de Seguridad, Higiene y Ambiente de Würth Elektronik México.

También cuenta con una certificación ISO 9001, que le permite operar con un sistema de gestión de calidad, adquiriendo conciencia del cuidado al medio ambiente y mejorando su imagen para captar nuevos clientes sensibles al tema ambiental.

“La certificación ambiental ISO 14001 nos costó 100,000 pesos; fue un proceso que tardó más de un año en concretarse, sin embargo, con la asesoría de Compite, logramos cumplir con la implantación de un sistema de gestión de calidad y después de varias auditorías elaboradas por el organismo certificador, obtuvimos esta certificación. Al final ha sido una inversión que, sin duda, nos ha catapultado para llegar a un mayor número de clientes”, dijo el directivo.

Cumplir con las normas

Una certificación de calidad otorga a una compañía la posibilidad de instaurar de manera adecuada un sistema de gestión de calidad en cualquier especialidad. Las organizaciones, según su rubro, deben cumplir una serie de normas previamente establecidas para quedar acreditadas.

Actualmente, la norma ISO 9001:2008, elaborada por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO, por sus siglas en inglés), ayuda a administrar la calidad que deben tener los productos o servicios de una organización a través de un sistema que también derivará en un mejor posicionamiento en el mercado.

El costo de una acreditación de este tipo “depende del tamaño de la empresa y del número del personal, pero para las pequeños y medianos negocios podría ir desde 50,000 hasta 150,000 pesos”, explicó , Roberto González Cardoso, director de Consultoría y Capacitación Especializada de Compite.

“Es importante tomar en cuenta con qué compañía se va a realizar el proceso de certificación. Para esto hay un directorio de los organismos autorizados por la Entidad Mexicana de Acreditación”, agregó.

La vigencia de una certificación de calidad suele ser de dos años, pero se puede renovar con un costo que oscila entre los 20,000 y los 70,000 pesos; para obtenerla es necesario hacer una evaluación semestral, afirmó el especialista.

Mayor competitividad

Las pymes son organizaciones que buscan crecimiento y para obtenerlo deben enfocarse en ofrecer un servicio o producto que llene las expectativas de sus clientes y de sus proveedores; las certificaciones de calidad ofrecen, a las compañías que las adquieren, un respaldo que indica que sus procesos internos y externos están basados en un sistema de gestión de calidad.

“Tener un buen sistema de gestión de calidad permite a las empresas ser más productivas, mejorar la calidad de sus servicios o productos y tener una mejor imagen ante sus clientes y sus proveedores, por eso, es importante que una pyme tome en cuenta estos puntos para que haga el esfuerzo de obtener una certificación y tenga mayor proyección de crecimiento”, destacó González.

Si una firma está en busca de esta acreditación, requiere contar con una estrategia que tenga claridad en sus objetivos y lineamientos para el logro de la calidad y satisfacción del cliente. Posteriormente deberá determinar los procesos, definir las actividades y procedimientos requeridos para la obtención del producto o servicio.

De acuerdo con González, será esencial determinar los recursos a utilizar; el líder del proyecto y las asignaciones del personal, equipo y/o maquinarias, y por último la documentación y registros para la operación eficaz y eficiente de los procesos.

ABC para obtener una certificación

1. Determinar un acuerdo. La empresa y la compañía certificadora deben acordar cuál es la norma que utilizará para el proceso de certificación del producto o servicio e identificar cuáles son las características certificables.

2. Definir el proceso. Se deben definir el alcance de la auditoría y los procedimientos de muestreo. Una auditoría es un proceso de evaluación por muestreo, ya que no se pretende examinar 100%
de las actividades o de los productos.

3. Fijar el costo de la certificación. Esto depende del tamaño de la organización y del número del personal, además de las tarifas que maneje la empresa certificadora.

4. Evaluar la documentación. Se examinan los documentos que contienen las prácticas de la compañía en relación con la certificación en curso y se lleva a cabo una investigación en la empresa para confirmar lo establecido previamente por la organización.

5. Revisión de inconformidades. Una vez que se han reparado las inconformidades encontradas, el auditor recomienda la certificación, y una vez que sea aprobada por el Comité de Certificación del Organismo,será emitida.

6 Regulación periódica. De manera permanente y dentro del plazo de validez del certificado, se realizan evaluaciones de seguimiento de las condiciones de certificación.

[email protected]

CRÉDITO: 
Carlos Montes de Oca