“Nos educan para que el rol principal sea casarte y tener una familia, ese es el primer paradigma a romper”: Maribel Dos Santos

Maribel Dos Santos, CEO de Oracle México. Foto: Especial

De niña, Maribel Dos Santos quería ser astronauta, pero la vida y su pasión la llevaron a ingresar al mundo de la tecnología. Hoy está al frente de Oracle México.

Dos Santos recuerda que su objetivo era entrar a una empresa de consumo y antes de terminar la tesis tuvo la oportunidad de postularse para una vacante en una empresa de telecomunicación, Siemens, donde fue aceptada. Así ingresó al mundo de la tecnología.

Comenta que solo tener el foco de llegar a un puesto de liderazgo puede ser contraproducente, porque puedes dejar de aprovechar oportunidades. “Solo tener ese foco no te deja ver otras cosas, o ver otras probabilidades que tienes alrededor y que probablemente las vayas tomando o decidiendo tomarlas”.

Maribel ingresó a Oracle en 2007, como directora de Cuentas Clave en Venezuela, su tierra natal, en 2011 se convirtió en Country Manager a Perú en 2011, donde se enfrentó a dos retos, no ser peruana y ser mujer. Su llegada a México fue en 2015, como Vicepresidente para Latinoamérica del producto HCM (Human Capital Management), después de haber recibido una propuesta previa que tuvo que rechazar.

Falta de especialización y networking, retos que enfrenta la mujer

Durante su carrea se ha enfrentado a muchos obstáculos, pero reconoce que cada vez hay más concientización de impulsar a las mujeres en puestos de liderazgo, sobre todo en una empresa especializada, como es el de tecnología.
Cada vez me enfrento con más confianza, y la confianza es cuando realmente te preparas, crees en ti y tienes la convicción de que lo que estudias, tus talentos, habilidades y skills te ayudan a presentarte mucho más firmeza a posiciones como estas”.

Maribel ve dos obstáculos que tienen a la mujer en el camino del liderazgo, el primero es la falta de especialización, que los deja atrás al momento de competir por un puesto con los hombres. Por ello es necesario prepararse.

El segundo obstáculo es el networking, “a las mujeres no nos acostumbran para eso, nos dicen no seas muy publica y social porque se puede mal interpretar, no hemos aprendido a estar activamente social”. Las mujeres tienen que aprender a hacer networking de una manera inteligente.

La directiva le recomienda a las mujeres levantar la mano, saber que no tienen que estar 100% listas para presentarse y postularse, pues no sentirse completamente preparadas es un limítate para postularse, mientras que los hombres con un 70% de habilidades se postula.

Maribel es licenciada en Marketing con especialización en Comercialización por el Instituto Universitario de Marketing de Venezuela y tienen un segundo título en Administración de Empresas por la Universidad Simón Rodríguez de Caracas, Venezuela.

¿Familia o carrera? es posible tener las dos

Maribel está casada y tiene dos hijas, comenta que elegir entre la familia o la carrera también suele ser una limitante para llegar a un puesto directivo, en este sentido, recomienda que las mujeres se organicen y establezcan porcentajes de participación, pues sí se pueden combinar.

“Nos educan para que el rol principal sea casarte y ter una familia, ese es el primer paradigma que uno tiene que romper”.

También reconoce que el machismo persiste y aunque las mujeres han aumentado su participación en los negocio, aún hay una brecha en la participación de mujeres en la tecnología.

Dos Santos recuerda que la empresa hizo un experimento para conocer la confianza de las mujeres al postularse a una vacante. El proyecto se llamaba vacantes afirmativas y consistía en anunciar una vacante al interior de la empresa y el mismo día sacar la misma postulación pero con una diferencia; agregar la descripción de que se priorizaba a mujeres y personas de raza.

Los resultados fueron sorprendentes; en la primera postulación 2% eran mujeres y en la segunda 89%, “solamente decirles que se va a priorizar a una mujer hace tener más confianza”. El resultado fue tal que se replicará a nivel internacional.

Oracle también busca empoderar a las mujeres desde la infancia, con iniciativas para empoderar a niñas de entre 10 y 18 años y ayudarles a desarrollar prototipos y programas en materias STEM. También brinda mentorías para mujeres empresarias y recientemente lanzó un programa para incorporar al mercado laboral a mujeres que tienen dos años que salieron de su trabajo por la pandemia.

Durante la pandemia, la empresa también lanzó iniciativas de concientización, flexibilización de horario y campañas con el colaborador masculino para que apoyaran a su pareja; en su casa y con las labores del hogar, “que normalmente no estaban acostumbrados porque trabajaban de 8 de la mañana a 8 de la noche fuera. Realmente fue extraordinaria la participación”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario