Networking y relación cercana con accionistas abren puestos en junta directiva

Sólo 7% son seleccionados por un headhunter. Foto: Shutterstock

El talento se debe elegir según sus conocimientos, competencias y alineación con la organización

En América Latina, la junta directiva de las empresas requiere profesionalizarse, debido a que 65% de los cargos ocupados en la alta dirección se ocupan por tener una relación cercana con un accionista o a través de networking, revela un estudio realizado por Page Executive.

El informe realizado en colaboración con la red de Institutos de Gobierno Corporativo de América Latina y la Corporación Financiera Internacional, que pertenece al Banco Mundial, destaca que sólo 7% de los miembros del consejo de administración fue seleccionado por un headhunter.

Lo anterior representa una falta de independencia en las juntas directivas y de objetividad en el proceso de selección. “La búsqueda de nuevos directores se efectúa, en su mayoría, sin asomo técnico y objetivo, aunque para esta nueva realidad deben establecerse con certeza las habilidades blandas, tan o más importantes que la misma experiencia y reputación del candidato”, destaca el estudio.

Asimismo, 6% de los miembros de la junta llegó a ese puesto derivado de un proceso de reorganización empresarial y 11% asegura tener un vínculo o ser cercano a otros miembros del consejo, datos que muestran la necesidad de transformación de los procesos de selección, inducción, remuneración y evaluación de directores.

“No estamos diciendo que el networking no sea una buena estrategia, pero sí aumenta el riesgo de sesgo. Entre más haya un valuador externo, que no tenga ningún interés de por medio, más se logrará la objetividad”, detalla Margarita Maldonado, Associate Manager de PageGroup Colombia.

La partición de la mujer

La brecha de género sigue estando marcada en la junta directiva, debido a que el talento femenino ocupa el 24% de los cargos. De acuerdo con el estudio, 20% de las empresas participantes tiene entre el 40 y 50% de mujeres en sus juntas directivas; en el 76% restante, las mujeres ocupan menos del 30% en dichas juntas y únicamente el 4% de los consejos tiene una participación de mujeres mayor al 50 por ciento.

“Cerrar la brecha de género en estos espacios puede generar mejores resultados, debido a que la toma de decisiones es más diversa, objetiva y analítica”, refiere  Maldonado.

Los sectores con mayor participación de mujeres son banca y servicios financieros (23%), y tecnología y servicios digitales (8%). En contraste, retail, agricultura y construcción son los de menor presencia, con 4% respectivamente.

Cómo profesionalizar

Si bien, el networking es una buena forma de reclutamiento, se deben establecer procesos de evaluación de competencias, conocimientos y alineación con la organización.

Los expertos recomiendan elegir a los miembros de la junta por medio de un headhunter, debido a la selección es más objetiva porque no forma parte del consejo. Además, se tiene la capacidad de identificar a mujeres y hombres con base en sus competencias.

“Si un accionista propone a alguien porque es su amigo, la contribución va a estar alineada en función de lo que el accionista quisiera que sucediera, aunque no se trate de la mejor postura; ahí nuevamente tenemos un sesgo”, destaca el estudio.

Para encontrar el talento adecuado es vital entender las clasificaciones, funciones, roles, riesgos, temáticas y por ende las competencias blandas que debe tener un miembro de junta.

“En esencia, es un proceso de mapeo de mercado e implica mantenerse alerta para poder identificar dónde están esos perfiles que recomendamos, no solo por las habilidades y grado de expertise, sino por su alineación con la organización”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario