Mujeres enfrentan mayor brecha salarial en sector comercio

El sector tiene 33% de brecha salarial. Foto: Especial

La brecha salarial en México aún es una deuda pendiente. A nivel nacional es del 16%, pero es en el sector de comercio donde más brecha se registra con 33%, seguida de la manufactura con 23% y servicios con 22%, reveló Arturo Herrera, secretario de Hacienda.

Durante un webinar sobre Crecimiento Económico y Perspectiva de Género, explicó que con mejor educación y desarrollo de capacidades profesionales, las brechas se pueden cerrar, porque parte de la solución va más allá de crear un piso parejo.

“Hay que hacer programas que permitan ir capacitando de manera específica a las mujeres”, detalló.

Reveló que con un programa de capacitación empresarial a mujeres microempresarias, los ingresos pueden aumentar en 18%, las utilidades mejoran en 27%, sus ventas por internet crecen en 39% y el uso de herramientas contables básicas crece 9 por ciento.

Asimismo, detalló que la participación de las mujeres en el mercado laboral es la más baja de América Latina, incluso menor que países como Uruguay, Ecuador o Bolivia.

Reveló que si México tuviera la participación de mujeres que tiene, por ejemplo Brasil que es 47%, 2 millones más de mexicanas se incorporarían al mercado laboral. Si fuera la cifra de Uruguay serían 3 millones más y la de Perú, el país con mayor inserción femenina, serían 12 millones de mexicanas.

“Es un tema de inclusión y también de potencialización económica del país”.

Entre las razones principales es el impacto del sistema de cuidado en relación a cuando se vuelven madres o cuidado a adultos mayores. Muchas mujeres que se convierten en madres tienen que frenar su carrera y retomarla después o ya no lo hacen.

Alicia Barcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, refirió que es vital crear una sociedad del cuidado, la cual es escasa en el país y la pandemia ha dejado verlo a detalle.

Informó que a partir de la pandemia, una gran parte de fuerza laboral femenina salió del mercado, lo que ha aumentado la informalidad.

“El empleo doméstico es uno de los que más se ha perdido en la región, 40% de empleo doméstico remunerado, las mujeres en el sector salud representan 73.2% de los trabajadores pero ganan 21.7% menos y la carga de cuidados y sobre todo sus carencias salariales les impide también tener un acceso digital más pleno”.

Detalló que la tasa de participación femenina en México cayó de 44,5% en 2019, a 40,9% este año, lo que representa un retroceso de 10 años.

Detalló que es para referir esa situación, se requieren cuatro líneas:

  1. Recuperar la economía con empleo en sectores dinamizadores para las mujeres
  2. Invertir en economía del cuidado como sector dinamizador y transitar a una sociedad de cuidado
  3. Garantizar la inclusión digital de las mujeres
  4. Tener un nuevo pacto fiscal con igualdad de genero que amplifique ingresos, iguale oportunidades y abra espacios de participación laboral formal.
CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario