Migraña le cuesta 19,135 millones de pesos al año a la productividad laboral

Foto: Shutterstock

La migraña es una enfermedad altamente incapacitante. El 85% de las personas que la padecen ha percibido una disminución en su productividad laboral y 32% se ve obligada a faltar a su centro de trabajo, de acuerdo con un estudio de la consultoría KPMG.

A pesar de que “es la primera causa de incapacidad en menores de 50 años”, hasta ahora no se le ha puesto la debida atención a esa enfermedad. La investigación Impacto económico de la migraña en México señala que, en promedio, cada paciente pierde casi 6 días laborales al año a causa de ésta.

Según KPMG, el costo económico de la migraña en México es de 46,558 millones de pesos anuales. El 41%, es decir, 19,135 millones de pesos, son costos indirectos asociados al ausentismo y presentismo laboral por esta causa. El resto, 59%, es debido a las consultas médicas, hospitalización y medicamentos (27,423 millones de pesos).

La migraña es una enfermedad neurológica, ocasionada por la dilatación de las arterias del cráneo. Se caracteriza por fuertes dolores de cabeza, náuseas y, en ocasiones, vómito, según la Secretaría de Salud (SSA).

Para diagnosticarla deben haberse presentando por lo menos cinco episodios de dolor, que duren entre cuatro y 72 horas en adultos, y de dos a 48 horas en niños, de acuerdo con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Inicialmente se localiza en una de las dos mitades de la cabeza. Tiene carácter pulsátil, su intensidad va de moderada a severa y se agrava con la actividad física”, agrega la facultad.

Mientras a nivel mundial su prevalencia es del 14% de la población, en México es de 17%, según los resultados del estudio. Es decir, más de 20 millones de personas sufren de esta condición.

Información de la Facultad de Medicina de la UNAM indica que el primer episodio puede presentarse en la niñez, pero persiste a lo largo de la vida. De acuerdo con la OMS, 75% de los casos se reporta en mujeres.

“Los picos más grandes ocurren entre los 25 y 45 años de edad”. Es decir, en una etapa importante de la edad productiva de las personas. Abarca el inicio de su vida profesional y el periodo en el que muchas afianzan la consolidación de su carrera.

Presentismo laboral, un dolor de cabeza
Alrededor de 17 millones de personas adultas en México padece enfermedad. “Lo cual corresponde a 800,000 años vividos con discapacidad”. Esto repercute negativamente en la productividad y la economía de las empresas. El presentismo y el ausentismo son las caras de esa afectación.

El ausentismo se refiere simplemente a cuando los trabajadores no se presentan en su centro de trabajo o no pueden permanecer en él. De acuerdo con KPMG, los síntomas de la migraña provocan que quienes la padecen falten en promedio 1.40 días laborales por mes.

Del total de horas ausente, 42% se debe a que el trabajador tuvo llegar tarde o salir temprano; 58%, a que no acudió. “Considerando una empresa con 100 empleados y una prevalencia de migraña de 17.37%, los días de ausentismo por migraña serían 24 al año”. Prácticamente, como si ese personal faltara un mes.

El presentismo laboral describe, según la definición de la OMS, la productividad reducida de alguien con alguna enfermedad ya sea física o mental, por lo que su rendimiento no es como normalmente lo sería.

Pues bien, KPMG estima que “el empleado que realiza sus actividades durante un ataque de migraña trabaja únicamente al 53% de su productividad habitual”. El escenario del presentimo bajo estas condiciones tiene un costo de 14,216 millones de pesos al año en México.

El estudio de la consultoría informa que las personas sufren en promedio 18 crisis no graves al año. Su duración es de 10 horas por episodio. Si bien estos incidentes no les lleva faltar o irse de su trabajo, sí les impiden avanzar en sus labores o poner todo su empeño en ellas.

De las más de 20 millones de personas que padecen esta enfermedad en el país, 73% no asiste al médico. De ellas, 90% se automedica y 10% no toma nada para aliviar sus síntomas.

En su estudio, KPM recomienda crear estrategias que permitan incrementar la asistencia del trabajador a un especialista clínico. Sin embargo, en México apenas 57% de los trabajadores del sector formal tienen seguridad social y, por lo tanto, cuentan con seguro de atención médica.

De esos más de 20 millones de personas con migraña, 94% cubre de su propio bolsillo los gastos que le genera esta enfermedad. “La canalización de los enfermos con especialistas de salud permitiría reducir la erogación de recursos del trabajador y, con ello, disminuir el impacto económico que les causa”, concluye la investigación.

CRÉDITO: 
Blanca Juárez