“Me dijeron que no podía ser Director General porque era mujer”: Luz María Gutiérrez, CEO de G500

Luz María Gutiérrez, CEO de G500. Foto: Especial

Los obstáculos que ha enfrentado Luz María Gutiérrez han sido muchos, uno de ellos fue cuando le dijeron que no podía ser Directora General porque era mujer y no contaba con la nacional, debido a que todos los directivos de la compañía eran catalanes, pero eso no la detuvo y luchó por sus sueños, ahora es la CEO de G500 Networks.

“Una vez me dijeron que no podía ser Director General porque era mujer y no tenía una nacionalidad, porque era mexicana, y decidí cambiar de trabajo, porque tenía muy claro que tenía las capacidades, la experiencia, las ganas y la voluntad de ser ya un Director General, y si no podía desarrollarme ahí lo podía hacer en otra empresa”, comenta en Luz María en entrevista.

La directiva es contadora pública egresada de la Universidad Nacional Auto aña de México, y ha estado al frente de varias compañías, fue CEO de Controladora Milano y la responsable del lanzamiento de las gasolineras Petro-7.

Desde pequeña era líder, estudiosa y apasionada, y tenía mujeres que la inspiraban, como su madrina, que era maestra de universidad. “Quería ser como ella, destacar, ser esa figura inspiracional para la familia, la comunicad y la sociedad. Trascender a través de ayudar a los demás”.

Los obstáculos también han sido creencias sociales, pues vivimos en una sociedad donde intervienen aspectos culturales que limitan el crecimiento de la mujer, como creer que por ser mamá trabajadora se descuida a los hijos.

“Yo no podría haber llegado donde estoy sin la ayuda solidaria de mi mamá, mi hermana, tías, primos y amigos que me ayudaron a criar a mis hijo. Se sigue creyendo que la mamá que trabaja va a descuidar a su hijo, pero no es así, las familias son diferentes y los roles de las mujeres han cambiado”, destaca.

¿Cómo destacar en un sector liderado por hombres?

Luz María comenta que el sector es mayor mente liderado por hombres, pero cada vez hay mayor presencia de mujeres, las cuales se han unido para tener voz en la sociedad, abrirse camino y tener mayor representación.

Ser una mujer en esta área implica estar preparada, ser valiente, adaptarse a las circunstancia y ejercer una gran responsabilidad para transformar el sector e inspirar a más mujeres a que estudien carreras relacionas con energía, sobre todo estar atenta y preparada para adaptarse y aprovechar las oportunidades.

“Aprendí a ser mujer y desarrollar esas habilidades soft que nos ayudan, potencian y nos hacen ser unos profesionales mucho más completo”.

¿Cómo impulsar a más mujeres?

La directiva destacó que se debe concientizar sobre la importancia de tener colaboradores femeninos, pero no solo establecer cuotas de género, sino verdaderamente darles a las mujeres la oportunidad de ser mentoras y acompañarlas en su carrera, impulsarlas con maestrías y doctorados.

Para lograrlo, la compañía tiene un compromiso con la diversidad e inclusión, “pero no en papel, sino que se sienten y se reflejan en el consejo de administración, hasta en lo que viven nuestros clientes consumidores finales en las estaciones de servicio”.

Ejemplo de ello son la directora legal y de marca, ésta última fue la encargada de crear la imagen azul que ha distinguido a la marca.

Después de cuatro años al frente de G500, Luz María continua con sus bases firmes y en quiere hacer de la empresa un referente en el mercado mexicano de gasolina, “con una oferta de valor diferenciada, una marca humana, diversa, incluyente y cercana a los consumidores, con trato de excelencia y que siente la pasión el compromiso y juega limpio”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario