Más del 50% de los empleados de las pymes quiere horarios más flexibles

Los empleados de las pymes buscan nuevas prácticas laborales. Foto: Especial

Romper con el trabajo tradicional de ocho horas; de nueve a cinco o seis de la tarde y terminar con la semana laboral de cinco días, son los deseos de los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Una encuesta realizada por Kaspersky a trabajadores de las pymes, reveló que 78% de los colaboradores de este tipo de compañías quieren reconsiderar las formas de trabajo anteriores al Covid-19.

En lugar de volver a la normalidad, los trabajadores ahora están configurando el futuro de los negocios en sus propios términos, ya sea pasando más tiempo con sus seres queridos (58%), ahorrando dinero (50%) o trabajando a distancia (45%).

En el estudio, Kaspersky señala que los líderes empresariales ahora necesitan adaptarse rápidamente para permanecer seguros y resilientes, mientras que los empleados están utilizando este momento de cambio como una oportunidad de reevaluar las prioridades del ayer y planificar un futuro en torno a lo que realmente les interesa.

“A medida que se transforman la vida laboral y familiar, son los empleados quienes ahora llevan la voz cantante”.

Ahora, los empleados de las pymes buscan nuevas prácticas laborales, el 48% quiere dejar atrás la estructura de trabajo de ocho horas, el 34% está listo para regresar a la oficina y el 25% quiere terminar con la semana laboral de cinco días.

El estudio también destacó que casi la mitad (45%) de los empleados ve el trabajo a distancia como el tercer mayor beneficio derivado de la pandemia, pasar tiempo con la familia (58%) y ahorrar dinero (50%). De hecho, la mayoría de las ventajas giran en torno a la búsqueda de nuevas oportunidades de enriquecimiento personal fuera del trabajo, ya que lograr ese equilibrio entre la vida laboral y personal se vuelve aún más importante.

Sin embargo, a medida que los empleados continúan implementando formas de trabajo más innovadoras y flexibles, es fundamental que las empresas aumenten y adapten el apoyo que brindan a sus colaboradores. Dado que 44% de la fuerza laboral busca activamente más asistencia tecnológica de su organización cuando trabaja a distancia, la necesidad de proporcionar las herramientas y la tecnología para mantener productivos, conectados y seguros a los usuarios nunca ha sido mayor.

"Nos enfrentamos a un momento decisivo en el tiempo y es muy emocionante. Está claro que esta pandemia ha acelerado la transformación digital y la combinación de nuestra vida laboral y familiar. Lo que estamos viendo ahora es que los empleados utilizan la tecnología para poseer un nuevo futuro y toman la iniciativa de manera activa para adoptar cambios en la búsqueda de una mayor libertad y flexibilidad. Las empresas ahora tienen el mandato de adaptar y remodelar el lugar de trabajo moderno para convertirlo en algo más productivo, sostenible y maleable", dijo Claudio Martinelli, director general de Kaspersky en Latinoamerica.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario